Wallace adelanta pastel y "Mañanitas" a Peña; él la llama 'aliada” (Video)

martes, 19 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Cercana al entorno del gabinete de seguridad con el panista Felipe Calderón, Isabel Miranda de Wallace regresó hoy por su papel protagónico como representante de la sociedad civil ante el gobierno federal para celebrar anticipadamente el cumpleaños del presidente Enrique Peña Nieto, quien este miércoles cumple 50 años. El festejo consistió en la entrega de un pastel de predominante betún rojo –como el que se usa en las campañas priistas–, color que Peña Nieto dijo es su favorito. Después de varios años relegada a las listas de invitados en eventos de seguridad, sin la relevancia del sexenio pasado, el foro “Equidad para las víctimas en el debido proceso”, organizado por Miranda de Wallace, sirvió para plantear, en su intervención, una serie de críticas al modelo y la actual ley víctimas por considerar que indemniza más a los victimarios. Las críticas y propuestas entregadas por la activista fueron tomadas por el presidente Peña Nieto para hacerlas llegar al Congreso pues, acotó, serán los legisladores quienes las revisen y enriquezcan. Peña Nieto y Miranda de Wallace expusieron respectivamente sus consideraciones sobre las fallas del actual ordenamiento. “Hoy tenemos que perfeccionarlo, tenemos que asegurar que funcione adecuadamente, evitar la burocratización, hacer más ágil y fácil el acceso de las víctimas a la reparación del daño”, concedió el mandatario. Además, dijo que se debe “asegurar que las víctimas cuenten debidamente con asistencia legal y jurídica de abogados victimales”, los que, añadió, “no los hay en suficiencia en ninguno de los órdenes, y a veces son más las capacidades eventualmente del inculpado que de las víctimas”. En este último tema, en sus respectivas intervenciones, Miranda de Wallace y Peña Nieto coincidieron a plenitud. La Ley de Víctimas vigente fue una de los primeros ordenamientos promulgados en el sexenio, el 9 de enero de 2013. Su expedición contó entonces con el beneplácito del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que si bien tuvo reservas, consideró urgente su implementación. Desde entonces, Miranda de Wallace estuvo en desacuerdo con ese marco legal. La postura de la activista giró en torno al viejo dilema entre los derechos de las víctimas y los derechos humanos de los imputados. Según la presidente de Alto al Secuestro, basta con que un imputado alegue que fue torturado para que tenga acceso a beneficios de víctimas. Inclusive, Isabel Miranda aseguró que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) ha indemnizado a más victimarios que imputados. “Un imputado con el simple hecho de manifestar ante cualquier autoridad que fue sujeto de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, de acuerdo con la ley que acaba de ser aprobada en la Cámara de Senadores, tiene acceso a las ayudas de forma inmediata. “Y si consigue una recomendación de cualquier comisión de derechos humanos, cosa nada difícil en estos tiempos, tendrá derecho a una cuantiosa indemnización del mismo fondo de reparación de las víctimas del delito; es decir, nos meten en la misma bolsa, pero con un trato desigual”, acusó. Aunque no lo mencionó, el asunto es de interés personal para Isabel Miranda, pues en el caso de su hijo Hugo Alberto Wallace Miranda las imputaciones se vienen desmoronando, debido a la presunta práctica de tortura y fabricación de pruebas contra los imputados. Por su parte, Peña Nieto expresó que a más de tres años de que se promulgó la Ley General de Víctimas, ésta tiene fallas e inconsistencias que la han hecho, en ciertos casos, inoperable. “Hoy tenemos que perfeccionarla, tenemos que asegurar que funcione adecuadamente, evitar la burocratización, hacer más ágil y fácil el acceso de las víctimas a la reparación del daño”, ofreció. El presidente Peña Nieto refrendó a Miranda de Wallace y a la asociación que representa su compromiso de “ser, en este frente, un aliado. De trabajar junto con usted y con todos ustedes para que tengamos un modelo que sirva a la protección y defensa de las víctimas, que es para lo que estamos trabajando: equidad para que, realmente, haya justicia”. Luego dijo a Isabel Miranda: “Quiero dejar constancia de gratitud en nombre de la sociedad mexicana y amplio reconocimiento al esfuerzo que realiza”.

Comentarios