Exdirector de Exportadora de Sal acusa persecución política y económica de Idelfonso Guajardo

martes, 20 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Jorge Humberto López Portillo Basave, exdirector de la empresa Exportadora de Sal (ESSA), acusado de un presunto desfalco de 100 millones de pesos, se dijo víctima de chantaje y de una persecución Política y económica por parte del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo. El exfuncionario está sometido a proceso por uso indebido de facultades, acusado de firmar un contrato ilegal mediante el que otorgó a la empresa Packsys el derecho para comprar indefinidamente 300 millones de toneladas cúbicas de salmuera. La Subprocuraduría Especializada en Delitos Penales Federales de la Procuraduría General de la República (PGR), obtuvo el auto de formal prisión contra López Portillo Basave por presunto desfalco de más de 100 millones de pesos. El exdirector de ESSA rechazó las acusaciones en una entrevista con Refoma. Dijo: “Yo no tengo nada nada que ocultar, ni nada de qué sentirme mal, porque he sido extorsionado, he sido perseguido, han tratado de humillarme, pero cuando tienes la conciencia tranquila, no te preocupa. “Esto ha sido utilizado como una herramienta de presión, de chantaje político económico en contra mía (…) Yo sé que esto es una persecución económica, política”, subrayó. En octubre de 2015, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por 10 años a López Portillo Basave por la compra no autorizada de un barco de más de 92 millones de pesos. Según el exfuncionario con un intento de chantaje se pretendía que guardara silencio sobre la compra de ese barco sin autorización del Consejo de Administración. “El número de compra de la barcaza ya estaba publicado en el Diario Oficial de la Federación, en un presupuesto que yo ni siquiera elaboré y que por supuesto después una licitación en la que yo no participé como sujeto activo, que firma el Órgano Interno de Control, yo pago porque no hay tesorero, porque el tesorero está de ilegal en el país, el señor (Takahito) Yagi. Él estaba de ilegal en el país y aun así ya le estaban dando funciones de gobierno“, afirmó.