Piden a PGR que atraiga caso del secuestro de hijo de exlíder petrolero

lunes, 2 de enero de 2017
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El exdiputado federal del PRI y exlíder de la sección 44 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Mario Ross García, solicitó a la PGR que atraiga la investigación por el secuestro de su hijo Mario Ross May, ocurrido el 22 de septiembre anterior. El exdirigente petrolero denunció que en la desaparición de su hijo está implicado un senador y un diputado federal, pero no dio nombres, y pidió también la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y de la Secretaría de Gobernación. En el parque Manuel Mestre, frente a la Quinta Grijalva, residencia oficial de los gobernadores, Ross García relató que, de acuerdo con testimonios, en el plagio participaron hombres armados que se desplazaban en vehículos con placas de la Fiscalía General del Estado (FGE) y patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP). “De manera forzosa, a base de golpes y armas largas en mano, lo obligaron a descender de su vehículo y lo subieron a una camioneta tipo Van”, refirió y añadió que acudió a la FGE para solicitar información, pero le respondieron que no tenían conocimiento del suceso ni del paradero de Ross May, ni existía alguna orden de aprehensión o investigación en su contra. También manifestó que su hijo fue levantado el 22 de septiembre en céntrica calle de Villahermosa, por un edificio de la empresa Vive Pomoca donde hay cámaras de vigilancia, pero al preguntar sobre la posibilidad de ver los videos, los encargados del inmueble le respondieron que la FGE se los llevó, sin embargo, la dependencia lo niega, aseguró. El exlíder petrolero denunció que recibió una llamada “de un alto mando” de la FGE para pedirle dinero a cambio de brindarle información sobre el paradero de su hijo, pero se negó a identificarlo. Ross García fue secretario general de la sección 44 de 1991 a 1992, época en la que también fue elegido diputado federal por el PRI, en la LV Legislatura, de la que también formó parte el líder nacional del sindicato petrolero y entonces su padrino político, Carlos Romero Deschamps. La llegada de Ross al liderazgo de la sección 44 fue de manera violenta. Con grupos de choques se impuso a sus adversarios con bates de beisbol. Al finalizar su gestión quedó como presidente del Consejo Local de Vigilancia del STPRM, cargo al que Romero Deschamps lo obligó a renunciar en 1994 por “traidor”, aún siendo diputado federal. En septiembre de 1995 fue encarcelado, acusado de fraude por el entonces dirigente de la sección 44, José del Pilar Córdoba Hernández, reclusión en la que permaneció durante un año. En 2002, Petróleos Mexicanos (Pemex) lo liquidó como trabajador y a partir de entonces organizó la Coalición Petrolera Independiente para luchar contra “la mafia” de Romero Deschamps. El 22 de junio de 2011 fue de nuevo a prisión, acusado de falsificación de documentos por ostentarse como presidente de la sociedad cooperativa Grupo Unificador 6 de Mayo de la sección 44, por lo que los socios de la agrupación lo denunciaron. Fue detenido en la Ciudad de México y recluido en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset) de esta capital, donde permaneció siete meses. Cinco días antes de su captura, el 18 de junio, petroleros disidentes a Carlos Romero Deschamps lo habían nombrado simbólicamente “secretario general” del STPRM. En ese entonces su hijo Mario Ross May, ahora desaparecido, denunció que su padre era un preso político y responsabilizó a Romero Deschamps de su encarcelamiento. “Mi papá es un preso político y el responsable de ello es Carlos Romero Deschamps”, acusó. De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de enero a noviembre pasado la FGE abrió 75 carpetas de investigación por secuestro en Tabasco, superior a las 68 denuncias del mismo periodo de 2015.  

Comentarios