A la vieja usanza, los sectores obrero y campesino del PRI arropan a Meade

lunes, 27 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En apenas unas cuantas horas, José Antonio Meade fue acogido como su candidato a la Presidencia de la República por los tres sectores más importantes del PRI: el obrero, el campesino y el popular. Luego de recibir una constancia de apoyo de esas organizaciones, la propuesta será llevada más noche ante la Comisión Política Permanente, encargada de aprobar al ungido para la contienda del 2018. Meade Kuribreña recorrió las sedes de los sectores obrero, campesino y popular. En cada uno de ellos pidió a todos los priistas unidad para enfrentar la contienda presidencial el año entrante. A diferencia de los procesos de elección del candidato presidencial, esta vez la famosa “cargada” priista fue improvisada y los militantes de los tres sectores fueron llamados esta misma mañana para arropar al elegido. Sin la costumbre de acudir a eventos populares, el exsecretario de Hacienda y Crédito Público improvisó sus discursos destacando la necesidad de la unidad en cada uno de ellos. En la sede la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), a donde llegó con más de dos horas de retraso pues antes estuvo en la Confederación Nacional Campesina (CNC), su improvisación llegó al punto de que se equivocó del nombre del PRI al decir que era el “Partido de la Revolución Institucional” (sic). “Les pido que me acompañen en este proyecto de seguir transformando México”, dijo Meade Kuribreña en los tres actos a los que acudió desde el mediodía hasta la tarde, antes de llegar a la sede nacional del PRI para asistir a la sesión del Consejo Político Permanente. “¡Pepe popular, candidato de la esperanza, Pepe Pepe Pepe!”, fueron los coros de priistas que le lanzaron apenas unas horas después de renunciar a la Secretaría de Hacienda y manifestar su deseo de competir por la candidatura presidencial. Los actos eran improvisados, pues a los militantes les avisaron apenas este lunes por la mañana que tenían que acudir a dar su apoyo al aspirante a suceder a Enrique Peña Nieto. José Antonio Meade no había pisado las sedes de los tres sectores del PRI encabezando un acto político. De hecho, las instalaciones de algunos de estos sectores como el de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) no fueron usadas para recibir a Meade, sino que el acto de recepción se hizo en las oficinas del líder del sector obrero, Carlos Aceves del Olmo. Tras su primera visita a la CTM, el aspirante presidencial se dirigió al CNC, donde realizó el evento más largo, de casi dos horas. Tardó unos 30 minutos en salir para dirigirse a la CNOP, donde en apenas 20 minutos recibió el apoyo de los 32 representantes de todo el país de esta agrupación. “Le expresamos nuestro apoyo, seguros de que conoce, escucha y abandera las causas populares de trabajadores, profesionistas, movimientos, mujeres y jóvenes a los que representa nuestro sector”, manifestó el representante de las Organizaciones Populares, Arturo Zamora. De la CNOP, José Antonio Meade se dirigió a la sede nacional del PRI, donde tuvo una reunión con los diputados federales priistas, así como con las organizaciones de jóvenes y mujeres. Más noche, el exfuncionario en los gobiernos de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y del priista Peña Nieto, entregará su solicitud a la Comisión Política Permanente del PRI, integrada por 114 miembros del Consejo Político Nacional y tiene la atribución de aceptar la solicitud y turnarla a su Comisión Nacional de Procesos Internos, la cual deberá recibirla a más tardar el domingo 3 de diciembre.