Buscan inhibir delincuencia con 7 mil 500 federales y militares en el Valle de México

martes, 18 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la "grave inseguridad" que priva en la zona metropolitana de esta capital, los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México firmaron un acuerdo de colaboración para desaparecer la “frontera de actuación policial”, para abatir la delincuencia organizada, el cual será coordinado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). Alfonso Durazo, titular de la SSPC, aceptó que se vive una situación grave de inseguridad en la zona metropolitana y se comprometió a desplegar 7 mil 500 elementos de la Policía Federal y del Ejército para combatir el crimen organizado en el Valle de México. Ello, además de los elementos de seguridad de las corporaciones locales. La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en conferencia de prensa, dio a conocer que las zonas prioritarias a atender que registran la mayor incidencia delictiva son las alcaldías de Iztapalapa, Tláhuac, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero; mientras que en Estado de México comprende a siete municipios. “Hay un delito en la Ciudad de México y el delincuente se pasa al Estado de México porque solo es una calle y no hay manera de tener coordinación”, señaló en conferencia de prensa en la que estuvo su homólogo Alfredo del Mazo del Edomex y Alfonso Durazo, titular de la SSPC. Los delitos que se combatirán son el robo a transporte público, robo de vehículos y robo a cuenta habientes en la zona limítrofe de ambos estados. En el caso del Estado de México, el gobernador Alfredo del Mazo dijo que "se estará priorizando aquellos municipios de alta incidencia delictiva como Ecatepec, Tlalnepantla, Nezahualcóyotl, Chalco, Ixtapaluca, Chimalhuacán y Valle de Chalco. Para combatir a los grupos de la delincuencia organizada, el gobernador Alfredo del Mazo dio a conocer que 45% de los delitos cometidos en el Estado de México se concentran en la región colindante con la capital del país. “Hemos platicado de compartir inteligencia entre la Ciudad de México, el Estado de México y la Secretaría de Seguridad y poder identificar objetos prioritarios en conjunto”, explicó del Mazo. De acuerdo con Durazo Montaño, dijo que, en una primera etapa, se lleva instalado el 46% del total de los elementos de la Policía Militar, del Ejército Mexicano y Policía Federal, de los 7,500 elementos que conformarán la primera etapa de la estrategia de seguridad para la zona metropolitana. En una segunda etapa se tiene contemplado instalar a 14 mil más. Formalmente, el operativo de combate a la delincuencia organizada iniciará el 1 de enero, mientras tanto, explicaron que el 19 de enero iniciará labores un grupo de trabajo donde estarán mandos estatales y federales para delinear el plan de acción.

Comentarios