Frenar la reforma energética y regresar al modelo anterior es 'un absurdo”: Joaquín Coldwell

miércoles, 21 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que México perdería empleos y hasta producción e inversiones si se detienen las subastas petroleras, por lo tanto, subrayó, frenar la reforma energética y regresar al modelo anterior es “un absurdo”. “Sería un paso gigantesco hacia atrás regresar al viejo modelo cerrado que nos llevó a una situación de falta de inversión, de caída de empleo y declinación de nuestra producción de petróleo y gas”, señaló el funcionario federal al concluir su participación en el Foro Mundial de Regulación de Energía (WFER, por sus siglas en inglés). Según Joaquín Coldwell, para frenar la declinación de la producción de petróleo y gas y volver a producir 3 millones de barriles, necesitan pasar por lo menos 15 años. Con la reforma energética, añadió, estas inversiones entran como inversión privada, no como deuda para el gobierno, de manera que parar las subastas petroleras implicaría que México se haga más dependiente de importaciones, principalmente de gas. Luego destacó que los contratos petroleros otorgados hasta ahora son muy sólidos, con altos estándares de transparencia, y el titular del Ejecutivo federal –señaló– no los puede rescindir, para ello sólo tiene facultades el órgano regulador. Si algún contrato petrolero se cancela sin una causa justificada, las empresas pueden tener derecho a la protección de garantías del sistema judicial mexicano o al arbitraje internacional, que se determinaría por la Secretaría General de Arbitraje de la Corte de La Haya. Tales declaraciones se dan después de que el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que en caso de ganar las elecciones –el próximo 1 de julio– su gobierno detendrá la entrega de los contratos para que empresas particulares exploten el petróleo en nuestro país. Ese, subrayó, es uno de los temas que va a tratar al día siguiente de la elección con el presidente Enrique Peña Nieto, “luego de nuestro triunfo”. Precisó que uno a uno, los contratos “se van a someter a un análisis para ver si cumplen con los requisitos legales y para que, además, no sean contratos producto de la corrupción”. Destacó que se buscará a los mejores abogados en la materia para revisarlos y, en su caso, acudir a los tribunales correspondientes. “No le hace que nos lleve tiempo, pero tenemos que limpiar de corrupción a Pemex y a toda la industria petrolera, tenemos que limpiar de corrupción a la Comisión Federal de Electricidad, tenemos que limpiar de corrupción al sector energético, estamos dispuestos a hacerlo”, señaló. Según el candidato de Morena y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), demandará a Peña “que ya no se entreguen campos petroleros ni en tierra ni aguas someras” y que se detenga la privatización del petróleo y la industria eléctrica.

Comentarios