"Injustas y desproporcionadas" las sanciones de la SFP; serán impugnadas: Odebrecht México

lunes, 23 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La filial mexicana de Odebrecht informó que impugnará “mediante todos los recursos legales” las sanciones administrativas “injustas y desproporcionadas” que le impuso la Secretaría de la Función Pública (SFP). En un desplegado difundido este lunes en medios impresos –entre ellos Excélsior, La Jornada y El Universal--, la constructora brasileña, acusada de pagar sobornos en América Latina, admitió “errores cometidos en el pasado”, y aseguró que colaborará con las autoridades mexicanas para esclarecer los “hechos ilícitos reconocidos”. Añadió: “La disposición de Odebrecht de cooperar con las autoridades competentes mexicanas (…) no debe ser utilizado (sic) para imponer sanciones improcedentes e ilegales y/o diseminar en la opinión pública noticias basadas en supuestos incumplimientos contractuales y/o actos de corrupción inexistentes”. El pasado miércoles 18, la SFP inhabilitó y aplicó multas por más de mil millones de pesos a dos filiales de la empresa brasileña y castigó a dos de sus representantes legales, entre ellos Luis Alberto de Meneses Weyll. La dependencia basó sus sanciones en que la empresa realizó cobros indebidos a Petróleos Mexicanos (Pemex). En el desplegado de este lunes, Odebrecht sostuvo que la SFP violó sus derechos fundamentales y el debido proceso, y “tergiversó” los hechos que derivaron de los contratos celebrados con la empresa productiva del Estado. La SFP investigó la parte administrativa de los hechos de corrupción, pero será la Procuraduría General de la República (PGR) la que determine los cargos penales a Odebrecht y a funcionarios mexicanos involucrados. No obstante, a más de un año de iniciar la investigación, se sigue negando a informar sobre los avances de la misma, bajo el argumento de que una indagación en curso tiene carácter reservado. En noviembre pasado, Emilio Lozoya –el principal señalado en el caso-- consiguió un amparo que le permitió conocer el expediente antes de que la PGR ejerciera cualquier acción en su contra. Y ese fue el último avance que la dependencia dio a conocer sobre uno de los casos de corrupción más emblemáticos del sexenio. Exdirectivos de la empresa confesaron haber pagado 10.5 millones de dólares en sobornos a Lozoya mientras coordinaba los asuntos internacionales de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, y posteriormente como director general de Petróleos Mexicanos (Pemex).