La CNDH pide a gobierno y sociedad erradicar la violencia contra las personas mayores

viernes, 15 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llamó al Estado mexicano, familias y sociedad a conjuntar esfuerzos para erradicar la violencia contra las personas mayores, que en muchas ocasiones, subrayó, resulta imperceptible e inclusive es tolerada. Esa violencia –destacó-- se refleja en lesiones físicas, secuelas psicológicas a largo plazo, abandono, aislamiento, disminución en la calidad de vida, e incluso la muerte, lo que constituye una violación a los derechos humanos de millones de personas. A nivel mundial, los datos sobre la incidencia de ese fenómeno, así como de la disponibilidad y eficacia de los mecanismos de prevención y atención son escasos, en tanto que las tasas de denuncia ante los órganos de procuración de justicia no reflejan con certeza la realidad, pues las víctimas sienten temor o vergüenza de pedir apoyo a sus familiares, amigos o autoridades, detalló la CNDH en un comunicado difundido este viernes. También mencionó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 20% de las personas de 60 años o más ha sido víctima de algún delito, y la prevalencia de la violencia contra las mujeres mayores es de 56.6%. Por su parte, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) evidenció que entre 2010 y 2015, 2 millones 549 mil personas fueron víctimas de violencia sexual, de las cuales 7.1% eran personas mayores, en tanto que la Encuesta Nacional de Envejecimiento de la UNAM (2015) puntualizó que la violencia contra ese grupo poblacional ocurre con mayor frecuencia en el hogar, y es ejercida por la pareja, hijos e hijas, nietos y nietas u otros familiares del entorno cercano. A su vez, el Consejo Nacional de Población (Conapo) puntualizó que en 2017 había en México 12 millones 973 mil personas de 60 o más años, 53.9% mujeres y 46.1% hombres, pero sus proyecciones indican que para 2050 serán casi 32 millones 222 mil. Por ello, es indispensable generar las condiciones para que todas esas personas disfruten de independencia, autonomía, salud, seguridad, integración y participación activa en esa etapa de la vida, recalcó la CNDH. De igual manera, mencionó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado la existencia de factores socioculturales que aumentan el riesgo de violencia contra las personas mayores, entre ellos, considerar que son frágiles, débiles y dependientes, además del debilitamiento de los vínculos entre las generaciones de una misma familia. De acuerdo con la CNDH, la violencia contra las personas mayores se puede prevenir mediante acciones como campañas de información y sensibilización, promoción de la solidaridad entre las generaciones, apoyo a las y los cuidadores, capacitación de personas servidoras públicas en materia de derechos humanos, así como regulación y supervisión de los centros de asistencia social y otros alojamientos en que residen. Al conmemorarse el Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez, el 15 de junio, el organismo enfatizó que el paso de los años no constituye limitante para el goce y ejercicio de los derechos humanos. Y reiteró su exhorto al Estado mexicano para que ratifique la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores e implemente medidas especiales que incluyan la perspectiva de género y la prevención de cualquier forma de violencia contra esa población.

Comentarios