Quiero que el que gane, sea o no mi candidato, gane bien, que no sea cuestionado su triunfo: Beatriz Gutiérrez

jueves, 21 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, afirmó que, independientemente de quien obtenga la presidencia el 1 de julio, los mexicanos anhelan la paz, “pero quiero también que el que gane, sea o no mi candidato, gane bien, que no sea cuestionado su triunfo”. En entrevista con Forbes México, Gutiérrez Müller se declaró pacifista y afirmó que los mexicanos apuestan a la vía pacífica electoral “creo que tenemos que dar un paso siguiente de una democracia real a una con adjetivos, una democracia, por ejemplo, participativa, que no nos dé miedo opinar públicamente ni exigir respuestas”, planteó. Durante la extensa entrevista realizada en la Casa de Cultura Frissac, Beatriz Gutiérrez habló en calidad de ciudadana e, incluso, reconoció que discrepa “de opiniones del partido en el que milita” López Obrador. Reconoció que existe un descrédito de la autoridad electoral, “ellos han validado fraudes, algún tipo de delitos electorales que se presentan, el tribunal lo ha hecho también, pero no hay mensajes claros. Yo, como mexicana, te diría que no percibo un mensaje claro al día de hoy sobre una certeza electoral. Están a prueba ellos también y los mexicanos estamos a prueba, los candidatos también están a prueba”. En su opinión, es necesario que la ciudadanía tenga una mayor participación en la esfera política “hay temas fundamentales en los que debemos de opinar los mexicanos y no que se deje a la suerte de un diputado levantadedos y antidemocrático que vota según su bancada”. La jornada electoral del 1 de julio será importante, dijo porque pondrá a prueba la capacidad del voto sobre la pereza, y la ciudadanía saldrá a las urnas “aunque nos hayan bombardeado con campañas negras”. Al ser cuestionada sobre la defensa del voto, Gutiérrez Müller afirmó que debe tomarse en serio el cuidado del voto para evitar el robo de votos y eventualmente alcanzar una “democracia transparente”. Rememoró su época como reportera y aseguró que nunca será candidata “estoy con quienes creemos que algún día tiene que triunfar la democracia y que debemos de quitar esas malas prácticas”. Afirmó que la obligación del próximo presidente será tender la mano, incluso a sus adversarios en aras de la gobernabilidad del país. “Porque el partido principal es México, no hay otro partido político más importante”. Al realizar un balance de la situación actual del país, Beatriz Gutiérrez reconoció que existen estados en situación de guerra, y otros que enfrentan grandes desafíos en materia de refugiados, “la cifra negra de personas desaparecidas pasa del medio millón, hay mucho duelo”, ejemplificó. Sobre dónde estará el 2 de julio después de la cita electoral pronosticó “espero en mi casa porque habrá pasado una larga noche, cual sea el resultado. Espero que sea un resultado que deje contentos a todos, que nadie lo cuestione”.