Empresarios están en su derecho de apoyar a Meade... pero se necesitan 30 millones de votos: AMLO

martes, 26 de junio de 2018
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador se refirió hoy al apoyo que unos 300 empresarios brindaron al abanderado del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, el pasado domingo 24, y lo hizo recordándole que se necesitan 30 millones de votos para ganar la elección. Reticente a los encuentros con la prensa en los últimos días, justificándose en la agenda, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia fue parco y evitó entrar en un nuevo diferendo con el alto empresariado mexicano durante su cierre de campaña en esta ciudad. “Están en su derecho (de apoyar a Meade), nada más que son 300 votos y se necesitan 30 millones”, puntualizó. El domingo, un grupo de empresarios se reunió con Meade Kuribreña para informarle de las acciones de promoción a su favor en una red de 35 mil empresarios. Entre los asistentes destacaban figuras cercanas al PRI y a los gobiernos encabezados por esa fuerza política y el PAN, como Marinela Servitje, heredera de grupo Bimbo, pero también esposa del político priista Fernando Lerdo de Tejada; Arturo Elias Ayub, yerno de Carlos Slim, pero también hermano de Alfredo, quien fuera transexenal director de la Comisión Federal de Electricidad, entre otros. Momentos después de concluir el acto en la Plaza Grande de esta ciudad, López Obrador escribió un tuit afirmando que la serie sobre el populismo en América Latina será transmitida en Amazon, y reconoció que las televisoras mexicanas se negaron a emitirla, jugando con la idea de que es muy aburrida y tiene un efecto somnífero. “La serie del populismo en contra nuestra será exhibida por Amazon. Costó 100 millones de pesos y daban 100 más para difundirla. Aquí las televisoras no se prestaron a la guerra sucia. Es obra de Alejandro Quintero, empleado de Carlos Salinas y EPN. Si necesitas un Tafil, llégale”, bromeó. La relación del tabasqueño con el alto empresariado ha sido tensa, en especial a partir de mayo, un mes de la campaña en el que fue abiertamente descalificado por la cúpula económica del país, a la que el tabasqueño suele identificar como traficantes de influencias y minoría rapaz, debido a sus millonarios contratos con el gobierno. El asunto de la serie fue uno de los detonantes del diferendo, pues hasta ahora no se ha aclarado quién lo financió en su producción, así como en la millonaria promoción en parabuses, autobuses y anuncios espectaculares. Apro ha documentado que empresarios como Eduardo Tricio, presidente de Grupo Lala, ha transmitido el contenido a trabajadores lecheros. Tricio es uno de los identificados por el político tabasqueño como parte del grupo de magnates que opera en su contra y que, encabezados por Claudio X. González –el primero en pronunciarse por Meade–, estarían detrás de la publicación.