Candidatos a la CDMX salen 'raspados” de la Ibero por declaraciones de campaña y políticos que los rodean

miércoles, 6 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los siete candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México se enfrentaron este miércoles a cuestionamientos y críticas de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana (UIA) sobre las propuestas más polémicas de sus campañas; entre ellas, los derechos humanos, las consecuencias del sismo del 19 de septiembre y la corrupción de los partidos políticos que los abanderan. Las preguntas más duras las recibió el candidato del PRI, Mikel Arriola, cuando los universitarios abordaron su postura frente al aborto, la legalización del uso recreativo de la mariguana y el respeto a la comunidad LGBTTTI. -¿Por qué en el Siglo XXI debería yo, un integrante de la comunidad LGBTTTI, votar por ti que quieres quitar los derechos que hemos ganado?, lanzó Leni López, estudiante de Comunicación. -¿En qué estudios se basa para señalar que el uso de la mariguana con fines lúdicos es perjudicial?, siguió Miguel García, también comunicólogo. Con gritos de alumnos que se manifestaban afuera del auditorio -unos en su contra y otros, a favor-, Arriola Peñalosa respondió que no era intolerante ni homofóbico. “Mikel es provida. Quisiera decirles de frente que no quitaré ni voy a poner a discusión ningún derecho ganado. Soy respetuoso, no quiero afectar a nadie”, argumentó. También le preguntaron sobre el forcejeo que se suscitó en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) en días pasados, así como de irregularidades en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuando él era su director, y del apoyo a estudiantes de escuelas privadas. Sheinbaum, reproche por PES, AMLO y MEC La segunda más cuestionada por los estudiantes de la institución jesuita fue la candidata puntera en las encuestas, Claudia Sheinbaum Pardo, cuya presencia - igual que la del candidato del PRI- abarrotó el auditorio “José Sánchez Villaseñor”, con capacidad para 400 asistentes. De las nueve preguntas que los universitarios le formularon, siete fueron en temas ríspidos para la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, a quien, incluso, le reprocharon que su homólogo presidencial, Andrés Manuel López Obrador, rechazó la invitación a dicha casa de estudios. Le preguntaron si la alianza de Morena y el PT con el Partido Encuentro Social (PES) no representaba una postura contra la comunidad LGBTTTI y le reprocharon el incremento en los niveles de robo en la delegación Tlalpan, que ella gobernó. También le criticaron la propuesta de cancelar el examen de admisión para acceder a la universidad y hasta las irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Metro, de las que fue señalado Marcelo Ebrard, exjefe de gobierno y actual colaborador de la campaña del tabasqueño. -En el caso de los exámenes de admisión, ¿cree que el mérito y el azar son equivalentes?, le preguntó Jovana del Valle, de la carrera de Comunicación. Tras la primera de las dos rondas de preguntas, Sheinbaum titubeó. Fue la primera vez que, en lo que va de su campaña, reflejó su nerviosismo cuando se equivocó al explicar su propuesta de reciclamiento para la gestión de residuos sólidos, que incluyó como parte de sus argumentos de defensa. La exsecretaria de Medio Ambiente capitalino respondió que legalmente no existe ningún procedimiento jurídico contra Ebrard Casaubón. Y sobre el incremento del robo en la demarcación que gobernó, invitó al interesado a “discutirlo en privado”. A pesar de los señalamientos, durante su mensaje Claudia Sheinbaum recibió aplausos por algunos sectores de la comunidad estudiantil, en especial, cuando llamó a defender el derecho a la educación. Toledo, Luna, Romero, Mancera… sombra de Barrales Cerca de las 15:00 horas, Alejandra Barrales, de la coalición Por la CDMX al frente, cerró la participación de los aspirantes a la jefatura de gobierno, aunque para entonces el auditorio lucía con lugares vacíos y sin mayores manifestaciones de apoyo, contrario a lo que ocurrió ayer con su homólogo presidencial, Ricardo Anaya. La exlíder de sobrecargos elogió la participación de la comunidad de la UIA, institución educativa que, dijo, “rompe paradigmas”. No obstante las loas a dicha casa de estudios, los alumnos la cuestionaron sobre la participación de los legisladores locales Jorge Romero (PAN), Mauricio Toledo y Leonel Luna (PRD) -todos, de la coalición que representa- en el desvío de recursos destinados para los damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre. La exsenadora se limitó a decir que no existía prueba de tal hecho y acusó que era un “golpeteo político”. Carlos Escobar, estudiante de Comunicación la increpó respecto a la actuación de, Miguel Ángel Mancera, al frente de la ciudad: -¿Qué propuesta nos va a dar para castigar a todos aquellos delegados corruptos y quitarles la impunidad que tienen? A su vez, la participación ilícita de proyectos públicos, tal y como el jefe de gobierno (sic) lo ha hecho durante su mandato y que es parte del partido que usted defiende hoy? Pero Alejandra Barrales, exfuncionaria mancerista, no le respondió. Reproches y confusiones En el encuentro con los estudiantes de la UIA también participaron los candidatos Mariana Boy (PVEM), Purificación Carpinteyro (Panal), Marco Rascón (Partido Humanista) y la candidata independiente Lorena Osornio. A pesar de que, durante las exposiciones, la asistencia estudiantil fue menor que con los tres candidatos punteros en las encuestas, éstos también recibieron preguntas incómodas. Por ejemplo, a la exlegisladora y candidata del Panal le reprocharon que el origen de su partido fuera producto de la exlideresa sindical, Elba Esther Gordillo. A Boy le criticaron la viabilidad de la propuesta de su partido sobre la pena de muerte. Osornio fue “reconocida” por algunos jóvenes por postularse por la vía independiente y estudiar una licenciatura “pese a su edad”. Con Marco Rascón hubo risas, luego de que un alumno confundió a su partido Humanista con el PES.