Descalificaciones marcan el inicio de la sesión extraordinaria del Consejo General del INE

domingo, 1 de julio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al amanecer de la jornada electoral, el inicio de la sesión extraordinaria del Consejo General del INE estuvo marcado por las descalificaciones entre representantes de los partidos políticos. A la sombra de acusaciones por el desvío de recursos públicos y la coacción del voto, el representante de Acción Nacional (PAN), Eduardo Aguilar, pidió al electorado no dejarse presionar: “El voto es la muestra más firme de que te importa México. No te dejes engañar ni presionar, no te dejes coaccionar, no dejes que quieran comprar tu voto, no dejes que algunos utilicen este ejercicio democrático para intentar manipular tu voluntad, la voluntad de los mexicanos”. Aguilar también advirtió del tráfico de “noticias falsas” que correrán a lo largo de la jornada y de un operativo de intimidación que “algunos” intentarían poner en marcha para inhibir la votación en distintas comunidades de la República. Por su parte, el representante de Morena, Horacio Duarte, arremetió contra las coaliciones que encabezan el PAN y el Revolucionario Institucional (PRI): “A los señores del PRIAN les pedimos que dejen de comprar votos. Es lo único que han sabido hacer: traficar con la pobreza de la gente”. Y continuó haciendo alusión a lo que el puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, llama la mafia del poder: “El mundo entero tiene los ojos puestos en México. A los señores integrantes de la mafia del poder les decimos que serán derrotados en las urnas de manera pacífica, legal y legítima. Van a ser víctimas de circunstancias que ellos mismos crearon. Por eso en Morena estamos contentos con el despertar del pueblo. Apostamos por la construcción de un país distinto, con separación de poderes”. Finalmente, luego de resaltar que su partido ha preponderado la transparencia y la rendición de cuentas, el priista Emilio Suárez Licona confrontó a los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) por dilatar la resolución de la queja que el partido oficial interpuso sobre un presunto esquema ilegal de financiamiento paralelo en el que habría incurrido Morena para configurar el fideicomiso de apoyo que López Obrador ofreció a los damnificados de los sismos de 2017. “Después de un periodo suficiente, nos causa especial preocupación que este instituto no se hubiera pronunciado sobre el caso del fraudulento fideicomiso para los damnificados de los sismos constituido por Morena. No hay justificación para retrasar la resolución del caso y el establecimiento de las sanciones pertinentes”, inició. Y se dirigió a Lorenzo Córdova: “Ayer afirmó que lo que busca para este instituto es que recupere la credibilidad pública. Temo decirle que la dilación en casos como el que estoy señalando, podrían estar caminando en sentido contrario a su pretensión. “Les pregunto a todos los consejeros, en especial a Ciro Murayama: ¿de verdad están dispuestos a cargar con el desprestigio de no resolver oportunamente el caso del fideicomiso, a sentarse sobre el expediente que será vergüenza de todos los mexicanos?”.