Diputados reclaman a la secretaria del Bienestar que programas sociales no cuenten con reglas de operación

martes, 22 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - La secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, fue cuestionada por la oposición por la falta de reglas de operación para evitar el dispendio en la aplicación de programas sociales, y se le exigió que éstos cuenten con un blindaje que evite su uso electoral. Durante su comparecencia ante la Cámara de Diputados por la glosa del primer informe de gobierno del presidente López Obrador, Albores también recibió críticas por la clausura de las estancias infantiles y el programa de comedores comunitarios. El panista Luis Alberto Mendoza Acevedo tachó de “asistencialista” el enfoque social de la actual administración federal. Dijo que los programas “no generan capacidades para superar las condiciones de desigualdad y pobreza; se abocan a transferencias monetarias sin reglas de operación que aseguren que la aplicación de los recursos públicos se realice con eficiencia, eficacia, economía, honradez y transparencia”. Y cerró: “condenaremos siempre el uso político-electoral de los programas públicos y sociales”. Anilú Ingram Vallines, diputada del PRI, avaló la ampliación de la cobertura del programa de adultos mayores y personas con discapacidad, pero dijo dudar de los demás programas que solo están enfocados en el ingreso, sacrificando la inversión en educación o salud. También, reclamó que la entrega de apoyos no tenga un diseño adecuado ni inversión a las áreas prioritarias que “no impactan en el combate a la pobreza”. “Los programas se deben hacer conforme a lo demanda la complejidad, sus usos y costumbres, acceso a los servicios, por lo que la universalidad puede ser un gran riesgo”, señaló. El PRI demandó “focalizar” los programas y el presupuesto de la Secretaría del Bienestar como el exsubsecretario de egresos Santiago Levy lo hizo durante su paso en la Secretaría de Hacienda durante el gobierno de Ernesto Zedillo. La petista Ana Karina Rojo Pimentel hizo un extrañamiento sobre el desproporcionado incremento de 10 mil millones de pesos que se solicita para el programa “Sembrando Vida”, siendo que su implementación y beneficios son muy amplios. Dijo que “no se puede caer en una práctica del pasado donde los padrones de beneficiarios se ocultan”. Su partido, dijo, apoya a este gobierno, pero “necesitamos saber con mayor claridad las reglas de operación y lineamientos de los programas sociales, con la finalidad de trabajar para el pueblo. Estamos para apoyar y sacar adelante al país del desorden en que lo dejaron en años pasados”. Asimismo, Juan Francisco Ramírez Salcido, diputado de Movimiento Ciudadano, reclamó la eliminación de los comedores comunitarios. En respuesta, la secretaria dijo que aún existen pero que se estos concentraron en tres estados. “Más de 4 mil comedores, de los 5 mil que había, están en tres estados”. El PRD por su parte criticó que hoy se diga que se superan las políticas asistenciales y clientelares, pero que en realidad “se ha dicho que esta política está basada en un enfoque de derechos; sin embargo, lo que se ha venido haciendo en materia de planeación, presupuesto e instrumentación, dista mucho de ser guiada por este enfoque, y la política resultante es la continuación de las anteriores”. Sostuvo que hay una gran diferencia entre inclusión y asistencia, entre derechos y ayuda, entre ciudadanos y clientela. “¿Usted cree de verdad que la pobreza se resuelve repartiendo el dinero?, ¿qué acciones impulsará el gobierno para coadyuvar en el desarrollo de un sistema universal de acceso a la primera infancia para las niñas y los niños de México?, ¿qué hacer ante la desilusión de un adulto mayor que tiene una tarjeta en sus manos, pero que no tiene fondos?, ¿qué garantías se tienen de que no habrá uso electoral de los recursos públicos?”. Del lado de la secretaria Albores, esta ofreció cifras positivas como, por ejemplo, que más de 20 millones de personas son beneficiarios de la política social, y gozan de una inversión de 300 mil millones de pesos distribuidos a través de diversas secretarías. “El objetivo más importante del gobierno de la Cuarta Transformación es que en el 2024 la población en México viva en un entorno de bienestar, para lograr este propósito, tal como lo plantea el Plan Nacional de Desarrollo. Los programas prioritarios de la Política Social están en diversas secretarías, no solo en la Secretaría del Bienestar. Hemos llegado a más de 20 millones de mexicanos con una inversión conjunta de alrededor de 300 mil millones de pesos” Y más que asistencialistas, sostuvo, la política social es para reestablecer el tejido social. “Ya no hablamos de gasto social, sino que ahora lo consideramos como inversión, porque la política de bienestar en su conjunto permitirá a la nación tener un mayor desarrollo”. Mencionó, como ejemplo de lo anterior, el programa “Sembrando Vida”, donde se apoya a 230 mil campesinos que reciben 5 mil pesos al mes para trabajar su parcela. Más optimista aún, la secretaria dijo que el programa se llevará a las zonas más violentas del país y donde el crimen organizado aflora. “También en las zonas con mayor violencia: caso de Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Chihuahua”. De las guardias infantiles, dijo que el programa fue modificado por apoyos directos a los beneficiarios y sea entregado a 844 mil niños y precisó que en el nuevo censo no se ubicó a 84 mil menores que recibían apoyos.

Comentarios