El "abuelo incómodo" de Manuel Velasco levanta la mano para la construcción del Tren Transístmico

viernes, 22 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Fernando Coello Pedrero, empresario, amigo y exasesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestó su deseo de participar en la construcción del Tren Transístmico que conectará al Océano Pacífico con el Golfo de México. En conferencia de prensa realizada en un inmueble de la calle José María Velasco, en la colonia Constructor, al sur se esta capital, el llamado “abuelo incómodo” del exgobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, levantó la mano para concurrir en la licitación de uno de los proyectos más rentables del gobierno actual. De obtener el proyecto, Coello aseveró que no habría conflicto de interés, porque él no es servidor público; aclaró que sólo forma parte del grupo integrado por inversionistas nacionales y extranjeros que desean construir el tren. No dijo más. La propuesta, explicó Eduardo Harfuch, quien fungiría como director técnico de la obra, consta de tres etapas para la construcción de una doble vía electrificada de 300 kilómetros de extensión que busca facilitar el transporte de carga entre los océanos Pacífico y Atlántico. En la primera fase se planea la instalación de cuatro muelles, dos en la Laguna del Ostión ubicada en Jicacal, Veracruz, y otros dos en el Rio Tehuantepec, con una inversión de entre 10 y 13 millones de dólares, que se estima se triplique al final de la obra. De acuerdo con Harfuch, la idea es ganarle carga al canal de Panamá (25 mil toneladas por viaje) y reducir a sólo tres horas el tiempo de traslado. Aclaró que este proyecto sólo contempla el tránsito de carga extranjera, ya que es alterno al del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, propiedad del estado, donde continuará el flujo de carga nacional. El proyecto será sustentable, integrará a las comunidades de la región y ofrecerá oportunidades de trabajo a migrantes centroamericanos, señaló a su vez Lourdes Valdez Galán, secretaria general del Sindicato de Equidad e Integración Nacional. Finalmente, Coello expresó que en breve presentarán el proyecto al presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien, afirmó, sostiene una sólida amistad de más de 35 años. Durante los primeros días de su administración, el Ejecutivo advirtió que los contratos de obra pública se llevarían a cabo mediante licitación pública, con la participación de ciudadanos y observadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), además de que se daría preferencia a empresas nacionales. El mes pasado, a través de un comunicado del Ministerio de Fomento de España, empresas de ese país mostraron interés por participar en el desarrollo del Istmo de Tehuantepec y otros proyectos de la agenda del gobierno actual, con el que ya hubo reuniones.

Comentarios