La SRE propone al columnista Alberto Barranco como embajador ante El Vaticano

martes, 4 de junio de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sin ninguna experiencia diplomática, Alberto Barranco Chavarría, columnista y comentarista en varios medios de comunicación, fue propuesto por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) para ocupar la embajada de México ante la Santa Sede. Barranco Chavarría forma parte de la lista de cuatro embajadores, para Europa y Asia-Pacífico, que la Cancillería remitirá al Senado de la República para su ratificación. Licenciado en periodismo y con una larga trayectoria como analista, columnista y comentarista en diarios y revistas, así como en radio y televisión, Barranco Chavarría se ha caracterizado por abordar temas económicos y financieros, aunque también históricos y culturales, destacando en este campo como cronista de la ciudad de México. En 1983 recibió el Premio Nacional de Periodismo por sus crónicas en el periódico “México-Tenochtitlan”, que entonces dirigía. Y en 2003 recibió el Premio México, también de periodismo, por ser el mejor comentarista de radio en el país. Es autor de libros de crónicas sobre la ciudad de México, como “Ciudad desnuda”, “Ciudad de la nostalgia”, “Ciudad de historias” y “Crónicas de la Ciudad de México”. Sin experiencia diplomática  “De entrada, Barranco Chavaría no es diplomático de carrera, no tiene ninguna experiencia en esa materia”, señala el investigador Roberto Velázquez Nieto, especialista en las relaciones entre México y el Vaticano. Y señala que, aparte de la aprobación del Senado, “Barranco Chavarría necesita también el beneplácito de la Santa Sede, cuya Secretaría de Estado analiza muy rigurosamente los perfiles de los diplomáticos propuestos como embajadores ante la Santa Sede”. Indica que, aunque de manera más informal, la propia Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que aglutina a alrededor de 150 obispos mexicanos, también suele dar su visto bueno a los aspirantes a ocupar la embajada de México en el Vaticano. Por último, Velázquez Nieto señala: “El nuevo embajador tendrá, por el momento, dos principales temas en su agenda. Por un lado, trabajar en el proyecto de pacificación de México que han acordado el gobierno de López Obrador y el Vaticano. Y por otro, convencer al Papa Francisco de que realice una visita a México durante el gobierno de la Cuarta Transformación. Le tocará hacer ese cabildeo diplomático”.      

Comentarios