AMLO advierte que no permitirá retrasos con el Tren Maya

viernes, 9 de octubre de 2020
PALENQUE, Chis. (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este viernes que no debe haber diferencias entre empresas y el gobierno, por lo que no se permitirá que el tiempo les gane, ya que la obra del Tren Maya tiene que estar terminada a más tardar en el 2023. “Y es por eso que no se puede perder tiempo”, dijo hoy a las constructoras que tienen a su cargo el proyecto. De visita en Chiapas para supervisar la obra del Trena Maya en el tramo Palenque-Escárcega, Campeche, López Obrador dijo que vendrá más seguido a esta región del sur y sureste de México para inspeccionar personalmente esta obra de su sexenio. “Si es necesario voy a estar cada mes en los frentes de trabajo. Y también celebro que se haya recibido el planteamiento, la opinión, de que no debe haber diferencias entre empresa y gobierno, cuando se trata de una obra de esta dimensión, de esta magnitud. Que para salir adelante tenemos que hacer equipo. Y sentir la obra. La importancia que tiene la obra, lo trascendente que tiene la obra”, indicó. Dijo que el proyecto tiene que estar terminado en el 2023 a más tardar, y que no se permitirá que el tiempo les gane. López Obrador indicó que por muchas razones es reivindicar al sureste que había estado abandonado por mucho tiempo, y que nunca se había invertido en la región como lo hace ahora su gobierno. Expuso que si no privatizaron el tren del sureste es porque no les importaba ni siquiera para robar y que los gobiernos anteriores tenían en el abandono a esta región. Indicó que por ello es relevante que en su gobierno se haya volteado a ver al sureste, esto sin que se interprete como darle la espalda al centro o al norte del país, regiones a las cuales se les seguirá apoyando. Y dijo que prueba de ello es que en una gran región de la frontera norte cuesta de 3 a 4 pesos más barata la gasolina que acá en Chiapas u otros lugares del país. Y que allá en el norte del país no se cobra el 16 por ciento como en el sur, sino el 8 por ciento. Así pues, agregó de ninguna manera se abandona otras regiones del país, pero que en su gobierno ya es el tiempo del sureste del país. Agregó que, en este contexto, se deben mejorar las condiciones de vida y de trabajo de la gente humilde y pobre del sureste mexicano. Por ejemplo, en Chiapas hay un millón 239 mil viviendas y el 100% recibe cuando menos una ayuda de manera directa del gobierno federal. En total, un millón 656 mil chiapanecos reciben algún tipo de asistencia. Dijo que a todos estos apoyos se suma el acompañamiento de esta obra del Tren Maya, porque no se podría hacer tanta inversión en esta obra a la vez que se abandona a la gente. A la par del Tren Maya, se impulsará la reforestación de más de un millón de hectáreas con árboles frutales y maderables, en el marco del programa Sembrando Vida.
AMLO presentará programa de control de presas del Grijalva
El presidente dijo que regresará en una semana a Chiapas y Tabasco, y que viajará también al Itsmo. “Vamos a visitar la presa Peñitas, porque buena parte de estas inundaciones tiene que ver con el mal manejo de las presas. Son inercias que quedaron desde que se privilegiaba a las empresas particulares que le venden energía eléctrica a la CFE.” Explicó que se dejó de turbinar durante mucho tiempo para no competirle a las empresas particulares, y que esto provoca que los embalses estén llenos siempre, porque no se turbinaba la hidroeléctricas del Grijalva. “Que se despachaba primero la energía de las empresas particulares”. “El domingo que ande acá tomaremos esa decisión en definitiva. Nunca más pondremos en riesgo a la población. Vamos a presentar un programa de control de las presas del Río Grijalva”, precisó.

Comentarios