Nacional

Llega el primer y único megapuente del año

El fin de semana largo correspondiente a noviembre abarcará cuatro días, pero no tendrá eventos masivos como parte de la nueva normalidad que dejó el coronavirus.
jueves, 12 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-  La combinación del 110 aniversario de la Revolución Mexicana y el viernes de asueto como “descarga administrativa” de los maestros, establecido en el calendario escolar 2020-2021, trae consigo el primer y único megapuente vacacional de cuatro días continuos de descanso, del 13 al 16 de noviembre.

Por ese motivo, la programación de “Aprende en Casa II” será de repeticiones de las clases para los alumnos de preescolar, primaria y secundaria.

El 16 de noviembre no habrá actividades escolares ni administrativas gubernamentales en todo el país por el 110 aniversario de la Revolución Mexicana que se conmemora el 20 de noviembre de cada año.

Esto porque en la Ley Federal del Trabajo (LFT) y en el calendario escolar, este día festivo se traspasó al tercer lunes de noviembre.

En años anteriores, el fin de semana largo correspondiente a noviembre solía ser aprovechado para la celebración de El Buen Fin o la realización de eventos masivos como el Corona Capital o la realización en México de un partido de futbol americano de la NFL, pero este tipo de espectáculos fueron cancelados a raíz de la pandemia de coronavirus.

¿Qué son los fines de semana largos?

El 13 de diciembre de 2005, el Congreso de la Unión aprobó una reforma a la LFT para establecer los fines de semana largos, con el fin de fomentar la recreación y la convivencia familiar, además de incrementar el turismo doméstico, el cual genera hasta 250 millones de pesos cada uno.

Se trata los días no laborables por ley y se consideran de descanso obligatorio, de acuerdo con el artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Estos son el 1 de enero, el primer lunes de mes por la conmemoración del 5 de febrero; el tercer lunes del mes, por el 21 de marzo, el 1 de mayo, el 16 de septiembre, el tercer lunes de noviembre por el 20 de noviembre y el 1 de diciembre de cada seis años, cuando corresponda el traspaso del Poder Ejecutivo Federal, el 25 de diciembre y los que determinen las leyes federales y locales electorales en el caso de elecciones ordinarias, para llevar a cabo el proceso electoral.

Este año, el último fin de semana largo de la “antigua normalidad” fue en marzo y aún pudo celebrarse el Vive Latino, pese a las múltiples voces que pedían su cancelación ante la inminente llegada del coronavirus a México.

Previamente, a propósito del fin de semana largo de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador planteó desaparecer esta figura con el fin de que se recuperara la celebración de los días festivos en los días que les correspondieran.

“Sé que esto va a generar alguna polémica, pero considero que el que no sabe de dónde viene, nunca va a saber hacia dónde va. Para nosotros es fundamental la historia, que es la maestra de vida, es fundamental el civismo, la ética, el humanismo”, dijo entonces López Obrador, quien previó que esa modificación sería propuesta al final del anterior calendario escolar, lo que no ocurrió.

De acuerdo con el artículo 75 de la LFT, si el patrón y el trabajador acuerdan prestar el servicio ese día, tendrá derecho a que se le pague el doble del salario del día, independientemente del monto, por ser de descanso obligatorio.

Esto aplica a los trabajadores del apartado “A” de la ley que rige a obreros, jornaleros, empleados, domésticos, artesanos y de una manera general, todo contrato de trabajo.

Comentarios