Nacional

Senadores buscan excluir a popotes, bolsas y unicel como plásticos de un solo uso, denuncian ONG

La Comisión del Medio Ambiente del Senado, presidida por Raúl Bolaños-Cacho Cué, del Partido Verde Ecologista de México, ya elaboró un dictamen para modificar la ley de residuos con graves omisiones en materia de contaminación plástica, alertaron la Alianza México Sin Plástico y Greenpeace
jueves, 3 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Alianza México Sin Plástico y Greenpeace lanzaron una alerta para denunciar que senadores pretenden modificar la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR) para que los productores y comercializadores puedan evadir sus obligaciones de regular los plásticos de un solo uso.

La Comisión del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado de la República, presidida por el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ya elaboró un dictamen al respecto con graves omisiones en materia de contaminación plástica, informaron en conferencia de prensa.

Rau00fal Bolau00f1os-Cacho Cuu00e9 demuestre estar del lado del medio ambiente y la poblaciu00f3n, y no de intereses empresariales que benefician a unos pocos.u00a1Firma la peticiu00f3n para aumentar la presiu00f3n! >> act.gp/3lyNLIo

Posted by Greenpeace Mu00e9xico on Wednesday, December 2, 2020

Señalaron que la definición de plástico de un solo uso excluye a los que se les puede recuperar su valor remanente o se pueden seguir aprovechando por los materiales de que están hechos, lo cual fomentará la incineración ambientalmente dañina de los mismos.

Los cambios de la comisión parlamentaria excluyen a las bolsas, popotes y el unicel como plásticos de un solo uso, cuando esto no depende de si puede ser volver a valorizar o aprovechar sino que se diseñó para ser desechable, para tener una vida útil corta.

“Esta cultura de comprar, usar y tirar es lo que nos ha llevado a los niveles de contaminación actuales, por eso se debe combatir”, coincidieron.

También mencionaron que no se consideró la responsabilidad extendida del productor para asegurar el reúso y el reciclaje de los plásticos y así evitar que contribuyan a generar más contaminación y es fundamental para alcanzar la llamada Economía Circular.

Por el contrario, el dictamen incluye la responsabilidad compartida “diferenciada” que no incluye ni refleja las obligaciones que deben tener los productores en la creación y operación del manejo integral de los residuos, como el establecimiento de puntos de acopio, devolución o retornabilidad de los plásticos.

“Por lo anterior, no hay diferencia entre la responsabilidad compartida de la sociedad ya definida en la ley y la responsabilidad compartida diferenciada”, afirmaron.

Tampoco contempla el derecho a la salud como parte de la ley, ni prioriza la jerarquía de gestión de residuos y aunque la llamada Etiqueta Ecológica está definida en la ley, se le asigna a la Federación la facultad única de generar la Norma Oficial Mexicana (NOM) correspondiente, lo cual, añadieron, no le da una aplicación práctica.

Además, faculta a la Federación a que promueva y aplique instrumentos económicos que incentiven la recuperación del poder de los materiales cuando no se deben incentivar ni subsidiar este tipo de actividades.

También faculta a los estados para que diseñen y promuevan instrumentos económicos para la valorización de residuos, incluyendo el aprovechamiento energético, lo cual no es deseable porque es muy contaminante.

Aunque prohíbe los plásticos de un solo uso en áreas naturales protegidas, el problema es la mala definición que hace de “plástico de un solo uso”, lo cual deja en la ambigüedad la propuesta de que deben eliminarse, estimaron.

“Este dictamen que está próximo a discutirse y a votarse lo denunciamos porque no busca combatir la contaminación por plásticos, ya que privilegia a la industria, a los productores y comercializadores de plásticos de un solo uso y, en cambio, culpa a las personas, a la ciudadanía por este problema”, comentó Ornella Garelli, especialista en consumo responsable y cambio climático de Greenpeace.

Consideró lo anterior porque, afirmó, el dictamen deja fuera las principales propuestas hechas por la Alianza México Sin Plástico y las organizaciones que las conforman, por lo que aseguró no es ni será posible acabar con la contaminación por residuos plásticos.

La primera propuesta ciudadana que no está incluida, dijo, es la responsabilidad extendida de las empresas para que se haga responsable de los residuos plásticos de un solo uso que producen y comercializan en sus productos.

Por su parte, la diputada local del PVEM, Alessandra Rojo de la Vega, consideró que “adoptar legislaciones disfrazadas de procesos circulares no es ni será la vía para poner un alto definitivo a los problemas. Aprobar propuestas que buscan permitir la infinita producción y existencia de dichos materiales con el pretexto de reciclarlos o reutilizarlos no es más que un retroceso a lo que se ha logrado”.

Señaló que la Ciudad de México ha sido un referente de que se puede avanzar hacia la erradicación efectiva de los plásticos innecesarios. “Lo demanda la sociedad y lo exige nuestro planeta”, añadió.

Por su parte, Edgar Lugo, del Comité Coordinador de la Alianza México Sin Plástico, consideró que el problema de los plásticos de un solo uso es que nadie está pagando el costo real de ellos, pues alguien debería recuperarlos, reciclarlos y convertirlos en materia prima.

“El reto es que la industria los ha hecho sumamente económicos para su uso por millones y se ha olvidado de recuperarlos. El usuario, engañado o no, al tirar el producto se olvida de su responsabilidad. Estas faltas han ocasionado que el plástico esté contaminando aire, agua y tierra, ya que no se biodegrada, solo se fragmenta y se queda en forma de micropartículas por todos lados”, afirmó.

La industria que los fabrica sigue sin querer cambiar o asumir su responsabilidad de recuperar los residuos de los productos que puso en el mercado o hacer productos que no sean desechables, añadió.

“Dada la situación actual, las prohibiciones a los plásticos de un solo uso toman un papel fundamental, ya que impulsan el cambio que el planeta y todos los seres vivos requieren”, expresó.

En ese tenor, los participantes concluyeron en lanzar un exhorto al Senado de la República para que reconsidere la iniciativa planteada desde el 5 de noviembre de 2019 por la Alianza México Sin Plástico que sí refleja puntos para evitar que se sigan generando residuos plásticos en el país, a través de una solución de raíz.

Comentarios