Vox difunde foto falsa para atacar al gobierno español

lunes, 6 de abril de 2020 · 16:36
MADRID (apro).— En plena crisis del coronavirus, el partido de extrema derecha español Vox emitió una fotografía falsa para atacar al gobierno de Pedro Sánchez, al difundir en su cuenta de Twitter la imagen trucada que muestra a la madrileña Gran Vía, una de las principales arterias de la capital, llena de ataúdes envueltos con la bandera de España. El autor de la imagen original, el fotógrafo Ignacio Pereira, hizo púbico su absoluto desacuerdo con el uso y manipulación de su fotografía. En su cuenta de Twitter, el autor escribió: “Soy el autor original de esta fotografía y exijo que retiren cuanto antes esta publicación. No pueden interpretar la obra a su gusto”. En la imagen falsificada que publica la cuenta de Vox, donde solo se ve un repartidor de la empresa Glovo y las decenas de féretros con los féretros. Y escriben : “Los españoles están haciendo muchas imágenes de manera espontánea. Esta retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar”. https://twitter.com/vox_es/status/1247140632201748485?s=20
Críticas en redes
Esta imagen ha despertado una dura reacción en las redes sociales contra el partido de extrema derecha que preside Santiago Abascal, donde se leen varias críticas. “Ruin”; “asco”; “miserable”; “carroñeros”, son algunas de las expresiones en contra de este partido. El partido xenófobo ya había visto su cuenta de Twitter deshabilitada en enero pasado por un delito de odio, al escribir un comentarios haciendo graves acusaciones, sin pruebas, en contra del PSOE, partido al que señalaba como promotor de la pederastia. El autor de la fotografía explicó a Eldiario.es que el partido ultra le anunció que no piensan retirar la fotografía trucada. “Me ha dicho que van a emitir una rectificación, pero que no la van a quitar”, le informó el responsable de comunicación de Vox, Manuel Marsical. “Dicen que el montaje no es de ellos, que creían que era de una persona afín a la ideología de Vox y que le parecería bien”; asimismo, que la imagen “ilustra la situación actual de España. A mi me parece horrible”, añadió Pereira. https://www.proceso.com.mx/624642/madre-pep-guardiola-covid-19   La imagen corresponde a un proyecto encabezado por Pereira, que inició en 2016, y en el que fotografía grandes capitales, como Madrid, Londres, Estambul, Roma o Tokio. La fotografía de Madrid fue tomada en 2019, explicó el autor al diario digital. https://twitter.com/ignaciopereira/status/1241868923995381760?s=20
Postura radical
En medio de la crisis Vox asumió una postura radical al anunciar la ruptura de sus relaciones con Pedro Sánchez. Dijeron que sólo apoyarán la prórroga del estado de alarma que este sábado se anunció que se extenderá hasta el 26 de abril. El partido ultra señaló que solo apoyará la prórroga el próximo jueves que se someta la propuesta en el Congreso, siempre y cuando el Ejecutivo de Pedro Sánchez dimite y se conforma un gobierno de emergencia nacional para encarar la crisis. También anunciaron que en los próximos días presentarán una serie de acciones judiciales contra el gobierno de Sánchez y en lo personal contra algunos miembros del equipo de gobierno que hayan intervenido en la gestión de la crisis del coronavirus. Van a impugnar la declaratoria del estado de alarma ante el Tribunal Constitucional, anunciaron. El portavoz del partido de extrema derecha, Jorge Buxadé, lo dio a conocer en días pasados para recurrir el estado de alerta y las medidas que se incluyen. “El gobierno está utilizando este estado de alarma para protegerse de los españoles porque tienen un miedo enorme al pueblo español”, y lo calificó de “ineficaz” y de “desleal”. Desde el inicio del actual gobierno, a pesar de haber sido electo de manera legal y tener el respaldo constitucional, Vox y el PP lo han calificado de “ilegítimo”, sólo por el hecho de que Pedro Sánchez conformó un gobierno de coalición con Unidas Podemos, institución política al que la derecha acusa de “comunista”, y con el apoyo de los partidos catalanes y vascos, a los que la derecha desacredita con acusaciones de “golpistas” y “terroristas”.