AMLO anuncia reinicio de obras de la termoeléctrica del Proyecto Integral Morelos

jueves, 10 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - El presidente Andrés Manuel López Obrador dio por cerrado el conflicto social por el Proyecto Integral Morelos (PIM), un sistema de megaobras para la generación de electricidad en la comunidad de Huexca, en Morelos. “Consideramos que está todo resuelto, que ya no hay problema legal. Se resolvieron todos los amparos, ya hay un plan para que esta termoeléctrica inicie operaciones a finales de este año”, dijo. Dicho proyecto consiste en un gasoducto que atraviesa pueblos del volcán en Tlaxcala, Puebla y Morelos; dos termoeléctricas en la comunidad de Huexca, en Yecapixtla Morelos; así como un acueducto cuyas aguas enfriaran las turbinas de las centrales eléctricas. Una exposición de las condiciones jurídicas estuvo a cargo de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien informó que todos los amparos que había contra el mega proyecto fueron resueltos.

OJO:

https://www.proceso.com.mx/573606/el-proyecto-de-muerte-de-la-termoelectrica-no-pasara-pueblos-de-morelos-a-lopez-obrador Sin mención del conflicto social que en el contexto de una consulta convocada por la actual administración quedó marcada por el asesinato del dirigente social Samir Flores Soberanes, la exsubsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez Maury, hoy directora del Banco del Bienestar, concentró su exposición en los acuerdos alcanzados con ejidatarios y los apoyos que se entregarán a comunidades. La imposición del PIM desde el sexenio de Felipe Calderón motivó la inconformidad de comunidades indígenas y campesinas de las tres entidades, por el paso de gasoductos en las faldas del volcán Popocatépetl, la proximidad a zonas habitadas y el temor por disecar el valle de Cuautla para el enfriamiento de las turbinas, resistencia esta última particularmente llamativa por ser encabezada por Jorge Zapata, nieto de Emiliano Zapata. De hecho, Jorge y la familia Zapata visitaron Palacio Nacional en 2019 cuando se anunció que el año se dedicaría a su abuelo revolucionario. Días después, durante un acto presidencial en Cuautla, Zapata, Samir Flores y un contingente representativo de distintos pueblos encararon al mandatario (que como líder de Morena les prometió apoyar su resistencia al megaproyecto), quien los calificó como “radicales de izquierda”, se mantuvo en la realización de la consulta y mantuvo su postura de conservar la obra. Hoy, sin referencia específica, López Obrador se refirió a los “líderes nylon” que antes cobraban y ahora han visto cancelados sus beneficios, que no vienen de la lucha social. Recomendó a la gente no caer en manipulación y tener confianza en su gobierno pues, sostuvo, no hará nada que los dañe o que dañe el medio ambiente. En el desarrollo de la obra ha sido insistente el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, así como el presidente López Obrador en que la obra fue heredada, y cancelarla representaría desperdiciar una inversión de alrededor de 20 mil millones de pesos, que lleva invertidos el PIM desde que en 2012 inicio su construcción. DEBES LEER: Bartlett fue uno de los principales opositores al Proyecto Integral Morelos, recuerda el Frente de Pueblos