Senado prohíbe 'chanclazos”, 'pellizcos” y 'cinturonazos” como método correctivo

miércoles, 23 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por unanimidad, el pleno del Senado prohibió los castigos físicos y humillantes como método correctivo y disciplinario de niñas, niños y adolescentes, tales como “chanclazos”, “pellizcos” y “cinturonazos”. Con 92 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, las y los senadores votaron en lo general y particular el proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y del Código Civil Federal. “El 40 por ciento de niñas, niños y adolescentes sufrieron violencia física y psicológica en la cuarentena”, precisó la senadora panista Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de la Niñez y de la Adolescencia del Senado, al citar cifras de la fundación “Guardianes”. La legisladora señaló que, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), en México es altamente preocupante la prevalencia del castigo corporal y humillante como castigo a niñas, niños y adolescentes en los hogares. Nota destacada: Jaime Cárdenas: el presidente esperaba lealtad ciega, no le gustaba mi carácter formalista El senador Martí Batres, de Morena, aclaró que los cambios no pretenden criminalizar a padres, madres o tutores, pues no busca castigos penales. “Se da en el terreno del derecho familiar y civil. Las niñas, niños y adolescentes tienen derecho de recibir educación, pero queda prohibido que la madre, padre o cualquier persona que ejerza la patria potestad utilice el castigo corporal o humillante como forma de corrección o disciplina”, apuntó. El dictamen fue remitido a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional. Reportaje especial: Desde su paraíso fiscal favorito, Lozoya gastó millones en obras de arte y en ayudar a su compadre