Gobernadores de la Alianza Federalista salen de la Conago y exponen sus motivos

lunes, 7 de septiembre de 2020
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Los diez gobernadores de la llamada Alianza Federalista anunciaron su salida de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), al considerar que este organismo dejó de escucharlos, tomarlos en cuenta y no hay forma de que recupere su esencia. El gobernador Javier Corral Jurado, como portavoz de la alianza, dijo que los mandatarios reunidos en Chihuahua analizaron el momento político, social, económico y sanitario que vive México, así como la utilidad de permanecer o no en la Conago. A la reunión asistieron los gobernadores José Rosas Aispuro, de Durango; de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez; de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo; de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca; de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez; de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; de Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, y de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. El gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, envió un representante. "Hemos resuelto poner fin a nuestra participación en la Conago, de forma unánime vamos a dejar de integrar esta instancia con el propósito de construir una especie de diálogo y comunicación efectiva, no sólo con otros gobernadores, con el gobierno federal, los Poderes de la Unión y los niveles de gobierno. “Nuestra decisión no tiene que ver en modo alguno con quien preside la Conago, al contrario, tengo la petición expresa de cada uno de los gobernadores, de expresar públicamente nuestro reconocimiento y respeto a Juan Manuel Carreras (gobernador de San Luis Potosí)", añadió Corral. Te recomendamos: Gobernadores de la “Alianza Federalista” exigen un nuevo pacto fiscal Previo al anuncio, el gobernador de Chihuahua externó durante la reunión que el objetivo de la Alianza Federalista "no es el atizar a la división y a la confrontación política, como se hace a diario desde la tribuna de 'las mañaneras', pero sí alertar, llamar a la reconsideración ante legítimas preocupaciones derivadas de acciones e intentonas que parecieran desandar el camino del federalismo". Los diez gobernadores de partidos de oposición al gobierno de Andrés Manuel López Obrador aseguraron que buscan un espacio de diálogo e interlocución efectivo que les permita construir un equilibrio y contrapeso en el país, en la relación del gobierno federal y las entidades. Corral resumió que los estados que conforman la Alianza Federalista representan un fuerte impacto en la economía del país: el 31 por ciento de la población total nacional; la Inversión Extranjera Directa de manufactura al segundo trimestre del 2020, valuado en miles de millones de dólares, representan el 40 por ciento; las exportaciones al primer trimestre, el 59 por ciento en el país, y el 40 por ciento del empleo formal en 2020 registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Reunidos en el patio central del palacio de gobierno, el gobernador chihuahuense destacó que la Alianza Federalista impulsa la pluralidad y disposición para dialogar en torno a los temas que les son comunes. "Hemos encontrado aquí un intercambio muy enriquecedor para enfrentar de mejor manera las crisis sanitarias y la crisis económica”, dijo Corral. En este sentido, aclaró que no son enemigos del presidente López Obrador, sino que buscan trabajar por sus entidades y por México, aunque criticó "el desdén y desprecio" del gobierno federal hacia los gobiernos locales. “Vayamos juntos a corregir el rumbo político del país, a impulsar un nuevo momento reformador que contribuya a la defensa del federalismo, la libertad y la democracia. México espera mucho de esta alianza de gobernadores, estamos situados en un lugar histórico y la historia es una lección que nos pertenece a todos”, aseveró. Javier Corral consideró que, ante el miedo, la ausencia o la incapacidad de la oposición en su conjunto y el aletargamiento de otros contrapesos institucionales y sociales, algunos sectores ven con esperanza un contrapeso y equilibrio en la Alianza Federalista, para evitar la concentración de poder en una sola persona. Advirtió que la unidad nacional no puede darse en torno al presidente de la República, sino alrededor de las instituciones democráticas que dan forma y contenido a la nación, al mismo tiempo que lamentó que desde la federación se ha descalificado a políticos, empresarios, medios de comunicación y a las instituciones que contribuyen al fortalecimiento democrático. “Hemos atestiguado también un discurso constante de desacreditación de órganos autónomos o especializados, la intención de concentración de facultades ponderando lo político sobre lo técnico y ya no hablemos de designaciones polémicas, que ponen en entredicho la credibilidad de ciertas instituciones, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)”, agregó a nombre de los otros gobernadores presentes. Esa situación se traduce en un retroceso a las grandes luchas que ha dado la sociedad mexicana para contar con instituciones fuertes y funcionales para la resolución de problemáticas tan sensibles como la corrupción, la discriminación o la lucha constante e inacabada por los derechos humanos, consideró Corral. El gobernador de Chihuahua también criticó la consulta popular para llevar a juicio o no, a los expresidentes. “Si bien la participación y el involucramiento de la ciudadanía es necesario para combatir la corrupción y la inseguridad, no podemos apelar a tribunales populares para que se decida qué es lo que se enjuicia o que no”, lanzó. Sobre los recortes presupuestales que con motivo de la austeridad ha realizado el gobierno de la República, dijo que ponen en riesgo el funcionamiento de dependencias y organismos encargados de llevar a cabo programas esenciales para la sociedad. Los estados nunca han resentido los efectos de un pacto fiscal desfasado, injusto y desigual, que no recompensa la competitividad, el crecimiento económico, la recaudación propia, la transparencia, la inversión y que ni siquiera atiende de manera correcta a los estados más pobres, advirtió. Llamó a no permitir retroceder, "porque aunque por años se ha creído que la federación tiene facultades amplias, en realidad se encuentra, o al menos debería estar, limitada para que las entidades federativas ejerzan en el justo medio su soberanía y atribuciones”. Te recomendamos: Grupo Salinas despotrica contra Proceso y justifica la compraventa de Fertinal Corral hizo referencia a la eliminación de programas, fondos y fideicomisos, que terminan por mermar el ejercicio gubernamental. En ese sentido, dijo que analizaron su permanencia o salida de la Conago. “Hoy ni siquiera funciona como un mecanismo de diálogo eficaz y útil, se convirtió, como lo he mencionado, en una entelequia, que fue mermada por el reparto discrecional de los recursos federales”, añadió el mandatario chihuahuense. Defender el federalismo El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, adelantó que buscan recuperar los principios que dan sentido a un país, para construir en los próximos días un espacio para el diálogo republicano no simulado. Alfaro insistió en que la alianza busca dos objetivos primordiales: defender los intereses de sus estados y defender el federalismo mexicano. Francisco Javier Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, recordó que la alianza insistió en la creación de un fondo para enfrentar la pandemia y, adicionalmente, para la desaceleración económica, pero no tuvieron respuesta. Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, agregó que el momento que vive México es muy complejo y lo mantiene en una situación que los obliga a construir el diálogo con el gobierno central, por lo que consideró que el camino no es la Conago. "No es un ánimo rupturista, no es un chantaje, nos vemos obligados a defender nuestras entidades, esa es nuestra responsabilidad", indicó. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, agregó que el tratamiento de la pandemia ha sido equivocado en todos los sentidos, ya que todos los pronósticos han fallado y ahora hay casi 70 mil muertos por covid-19.