Puebla

Detención de presuntos responsables de helicopterazo está basada en peritajes: Barbosa

La defensa de los cinco detenidos ha denunciado que la Fiscalía de Puebla ejerció acción penal contra los trabajadores del taller sólo con base en el peritaje de aeronáutica que elaboró la SCT.
lunes, 4 de enero de 2021

PUEBLA, Pue. (apro).- Aunque dijo desconocer la carpeta de investigación que se sigue en torno al desplome del helicóptero en el que murieron la gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle, el 24 de diciembre de 2018, el gobernador Miguel Barbosa sostuvo que, en las órdenes de aprehensión contra cinco presuntos responsables, la Fiscalía General del estado tomó en cuenta diversos peritajes que se hicieron sobre el percance. 

En su rueda de prensa matutina, el mandatario reconoció que el dictamen elaborado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en el que se adjudica el desplome del helicóptero a una falla mecánica, fue usado por la Fiscalía poblana para establecer la responsabilidad penal de los ahora detenidos, y también dijo que la autoridad realizó otros informes sobre la caída de la aeronave.  

“Cuando sale el dictamen de parte de la Fiscalía General de la República (FGR), de SCT, en el sentido de que una falla mecánica había sido el origen de este accidente, la Fiscalía General del estado de Puebla utiliza este dictamen y hace otros dictámenes que, por cierto, había muchos otros (dictámenes) anteriores que ya tenían encaminados”, señaló Barbosa, sin dar mayores detalles.  

Precisó que, con base en eso, la Fiscalía considera que existen responsabilidades penales y ejercitó acción penal contra el propietario y los cuatro trabajadores del taller Rotor Flight Service. Y de inmediato aclaró: “No conozco los detalles de la carpeta, no los conozco, pero es labor de la Fiscalía, es la que está realizando este trabajo”.  

La defensa de los cinco detenidos ha denunciado que la Fiscalía de Puebla ejerció acción penal contra los trabajadores del taller sólo con base en el peritaje de aeronáutica que elaboró la SCT, sin consultar a otros peritos y sin comprobar si la avería que se expone en el informe oficial realmente ocurrió.  

En las audiencias contra los detenidos, la Fiscalía sólo basó sus acusaciones en el dictamen que elaboró la SCT y no presentó otros estudios o peritajes en los cuales sostener sus acusaciones.   

Proceso publicó esta semana que ese peritaje maneja como “causa probable” una falla simultánea en dos actuadores lineales que los peritos en aeronáutica consideran como “una posibilidad muy, pero muy remota”, y que nunca en la historia de la aviación mundial se ha presentado, al grado que ni siquiera se incluye en los manuales de vuelo del helicóptero Agusta.  

La falla que este informe --presentado por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) en marzo de 2020-- expone como “causa probable” es que los dos actuadores lineales del helicóptero habrían hecho corto circuito de manera simultánea, en el mismo sentido en retracción o extensión, y que además se habría conjugado con un exceso de velocidad y con que el piloto no llevara las manos en los controles.  

En el propio dictamen se reconoce que hay indicios de que esta falla conocida como “hardover” pudo presentarse en uno de los actuadores, pero no hay ningún elemento probado de que se registrara en el otro actuador.  

De hecho, personas allegadas a esta investigación confirmaron a Proceso que personal de peritajes de la FGR nunca estuvo de acuerdo en que se presentara este informe final, por lo remoto de que esa avería ocurriera y porque no se exploraron otras posibles causas.  

Comentarios