SCJN

Genaro Góngora, expresidente de la SCJN, busca amparo contra detención

La demanda de amparo fue presentada por el ministro en retiro luego de que su ex pareja, Ana María Orozco Castillo, presentó una denuncia en su contra por el delito de violencia intrafamiliar, debido a que en varias ocasiones el jurista ha agredido de manera verbal a la mamá de sus hijos.
miércoles, 13 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expresidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Genaro David Góngora Pimentel, presentó un juicio de amparo para intentar frenar cualquier orden de aprehensión que se pueda girar en su contra, luego de ser denunciado ante la Fiscalía capitalina por un presunto plan para asesinar a su expareja Ana María Orozco y a sus dos hijos menores de edad.

No obstante, la demanda de amparo --identificada con el expediente 814/2021-- aún no ha sido aceptada para su estudio, ya que el secretario en funciones de juez adscrito al Juzgado Noveno de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México solicitó al jurista y sus representantes legales que aclaren el motivo del amparo.

Por lo anterior, previno al ministro en retiro para que explique con certeza cuáles son los actos reclamados, en un plazo máximo de cinco días hábiles, con la advertencia de que no hacerlo la demanda podría ser desechada

“…se requiere al promovente para que dentro del plazo de cinco días... aclare... se apercibe que de no hacerlo se tendrá por no presentada la demanda”, señala la resolución.

En el recurso legal, la defensa de Góngora solicita la protección de la justicia contra cualquier orden de aprehensión que se pudiera girar en su contra por los jueces en Materia Penal del Sistema Procesal Penal Acusatorio del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

La demanda de amparo fue presentada por el ministro en retiro luego de que su ex pareja, Ana María Orozco Castillo, presentó una denuncia en su contra por el delito de violencia intrafamiliar, debido a que en varias ocasiones el jurista ha agredido de manera verbal a la mamá de sus hijos.

Derivado de dichas agresiones, un Ministerio Público de la Fiscalía capitalina impuso a Genaro Góngora diversas obligaciones y restricciones para evitar que se acerque al domicilio de Ana María Orozco y sus hijos David y Ulises.

Las amenazas que sufrió Orozco Castillo fueron reveladas por la propia afectada en una entrevista que concedió a la periodista Carmen Aristegui el pasado 21 de septiembre.

“Si bien es sabido que Genaro ya se atrevió en alguna ocasión a meterme en la cárcel, ahora sé de buena fuente que en algún momento Genaro pretendía pues privarnos de la vida, no solamente a mí, sino a nuestros hijos. No revelaré el nombre (de la fuente), pero una persona muy cercana a Genaro, recién salí de la cárcel en 2013, propuso privarnos de la vida. Pretendía contratar un camión de carga pesada para que arrollara nuestro auto… para liberarse del problema”, reveló Ana María Orozco.

El supuesto plan para tratar de asesinar a Orozco iba a ser una represalia del ministro en retiro, Genaro Góngora Pimentel, por el escándalo que se provocó luego de que una investigación periodística diera a conocer que ella había sido encarcelada mediante tráfico de influencias por solicitar una pensión alimenticia para sus hijos.

Tras la publicación del reportaje, los abogados del expresidente de la SCJN se desistieron de la acusación por fraude en contra de Ana María Orozco Castillo, y ésta pudo abandonar la cárcel tras un proceso de casi 10 meses.


 

Comentarios