CDMX

CDMX: Aprueban la “Ley Ingrid”, que castiga difusión indebida de fotos de víctimas

El “nombre” de la iniciativa se basa en el caso de Ingrid Escamilla Vargas, quien fue víctima de feminicidio el 9 de febrero de 2020 a manos de su pareja sentimental en la alcaldía Gustavo A. Madero.
martes, 23 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó modificaciones al artículo 239 del Código Penal local para tipificar como delito la difusión y reproducción indebida de contenidos de investigaciones judiciales, por ejemplo, imágenes de víctimas y, para castigar a la persona servidora pública que lo cometa; la iniciativa ya se identifica como “Ley Ingrid”.

El dictamen fue aprobado este martes, luego de permanecer poco más de un año en la “congeladora legislativa”. La votación fue por unanimidad, con 58 votos a favor y ninguna abstención, fue remitido al gobierno de Claudia Sheinbaum y entrará en vigor cuando los cambios sean publicados en el Diario Oficial de la Ciudad de México.

De acuerdo con las modificaciones aprobadas por los diputados locales, será sancionada toda persona servidora pública que de manera “indebida, difunda, entregue, revele, publique, transmita, exponga, remota, distribuya, audiograbe, fotografíe, filme, reproduzca, comercialice, oferte, intercambie o comparta fotos, videos, audios o documentos del lugar de los hechos o del hallazgo”.

Las sanciones por cometer este delito podrán ir de dos a seis años de prisión, así como la multa de 500 hasta mil Unidades de Medida y Actualización (UMA) que, a su valor actual de 89.62 pesos, equivaldría entre 44 mil 810 pesos hasta 89 mil 620 pesos. 

La pena podría incrementarse hasta en una tercera parte si se demuestra que la filtración de información se hizo para menoscabar la dignidad de las víctimas o sus familiares, cuando se trate de imágenes de cuerpos de mujeres, niños o adolescentes o bien, cuando estén relacionadas con las circunstancias de la muerte, las lesiones o el estado de salud de las víctimas.

La iniciativa fue presentada por la fiscal, Ernestina Godoy el 14 de febrero de 2020 ante el Congreso capitalino, aunque pasó más de un año en la “congeladora” legislativa.

El “nombre” de la iniciativa se basa en el caso de Ingrid Escamilla Vargas, quien fue víctima de feminicidio el 9 de febrero de 2020 a manos de su pareja sentimental en la alcaldía Gustavo A. Madero.

El hecho generó indignación en la sociedad y violentas protestas de grupos feministas debido a la saña con la que la joven fue asesinada, pero sobre todo, porque algunos medios de comunicación y en redes sociales difundieron las imágenes del cadáver que, después se supo, fueron filtradas por agentes de la Fiscalía general de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) quienes tuvieron acceso a la escena del crimen.

Más de

Comentarios

Otras Noticias