Enrique Peña Nieto

Peña se sintió traicionado por los empresarios; “lo convirtieron en el payaso de las cachetadas”: AMLO

"En el libro (A la mitad del camino), hablo de cómo en una plática con el presidente Peña, ya cuando estaba yo de presidente electo, me dijo de que se sentía traicionado porque les había dado bastante, los había atendido bien, a los de arriba y habían actuado de manera traicionera”, reveló AMLO.
martes, 31 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que su antecesor, Enrique Peña Nieto le confió que se “sentía traicionado” por los empresarios del país porque a pesar de que “les dio bastante” y los atendió bien, lo convirtieron en “el payaso de las cachetadas”.

Por ello, dijo que el pueblo “no es mal agradecido”, consideró que si él se hubiera dedicado a “quedar bien con los de arriba”, se convierte en “sirviente de los potentados”.

“En el libro (A la mitad del camino), hablo de cómo en una plática con el presidente (Enrique) Peña, ya cuando estaba yo de presidente electo, me dijo de que se sentía traicionado porque les había dado bastante, los había atendido bien, a los de arriba y habían actuado de manera traicionera”, reveló el mandatario.

“La verdad, se acuerdan que lo convirtieron al presidente (Enrique) Peña en el payaso de las cachetadas, los mismos de arriba, los medios de información”, expresó.

Luego, utilizó el ejemplo del expresidente Enrique Peña con los empresarios para afirmar que mantiene distancia de la oligarquía en el país.

“Imagínense si yo me dedico a desayunar, comer y cenar con los magnates de los medios de información, a darles publicidad, apoyos, dinero a raudales. ¿Tengo garantías así con los de arriba? Que yo invite a (Enrique) Krauze aquí a Palacio Nacional a comer, (Héctor) Aguilar Camín, miembros destacados de la sociedad civil, la señora (Denise) Dresser, Claudio X. González ¿No? Ya la hice”, ironizó el mandatario.

Enseguida, consideró que la enseñanza mayor de la traición de empresarios al expresidente Enrique Peña, es que “hay que atender al pueblo” y comparó este episodio con el caso del Apóstol de la Democracia, Francisco I. Madero.

“La experiencia de ingratitud más dolorosa fue lo que hicieron las élites con el presidente Madero, cómo lo abandonaron, lo traicionaron, la forma como lo trató la prensa porfirista, la forma como se unieron todos los intelectuales en contra de él, desde luego los potentados”, señaló el tabasqueño.

Y remató:

“Cómo él no pudo establecer una alianza con el pueblo porque no pudo entenderse con Emiliano Zapata, no logró atender el problema agrario, se quedó flotando en el aire”, consideró.

Luego, insistió en decir que no se puede llevar a cabo una transformación, sin el apoyo del pueblo; “como decía Benito Juárez, con el pueblo todo sin el pueblo nada”, indicó.

“No somos peleles, títeres, de ningún grupo de potentados; somos libres y solo tenemos como encomienda responderle al pueblo”, concluyó. 

Comentarios