Banco del Bienestar

#LordDameMiCarro así llamaron a funcionario del banco Bienestar por el trato ofensivo a un policía

Según El Universal, un guardia exhibió el audio con las ofensas que el subdirector de financiamiento internacional del Banco del Bienestar, Luis Felipe Santos Barranco, le propinó porque no le permitió retirar su vehículo a altas horas de la noche, el fin de semana pasado.
viernes, 6 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Por groserías como: “policía de tres pesos”, “pobre diablo de mierda”, “pobre idiota” e “imbécil”, el subdirector de financiamiento internacional del Banco del Bienestar, Luis Felipe Santos Barranco, fue bautizado como #LordDameMiCarro.

Según El Universal, un guardia exhibió el audio con las ofensas que el funcionario público le propinó porque no le permitió retirar su vehículo a altas horas de la noche, el fin de semana pasado.

Santos Barranco iba acompañado por el subdirector de Asuntos Contenciosos y Penales de dicho banco, José Isidro Tineo, quien en algún momento intervino en el pleito argumentando que iban saliendo de trabajar, no de jugar.

El Universal hizo público que buscó la postura del Banco del Bienestar, pero declinaron hacer comentarios al respecto.

Además, reveló que Santos Barranco y Tineo ganan 115 mil pesos netos mensuales.

Fernando Gutiérrez, reportero de El Economista compartió el audio “donde se escucha, presuntamente, la voz de Luis Santos, al momento de agredir verbalmente a un guardia de vigilancia, en el corporativo de la Institución. Ya lo llaman #LordQuieromiCarro”.

En el audio de 2:20 minutos se escucha al funcionario dar su nombre: Luis Santos, pero asegura que es “asesor de la directora general, pero no dice de qué área, pues en el directorio de la página del Bienestar hay 13 directores generales.

Esta es la transcripción del audio:                  

--- Es ridícula su estupidez y así se lo digo, su estupidez. ---Dijo Luis Santos.

--- Su nombre nada más, licenciado. ---Respondió el guardia.

--- Luis Santos, asesor de la directora general.

--- Solo venimos por un carro, eh. No me metí a las oficinas. Nada más venimos por un carro.

--- Si, está bien.

--- ¿Cuál es el problema? No entiendo cuál es su problema, ¡eh! de verdad. O sea, de veras, ¿a dónde nos va a llevar con esto?

--- ¿Es asesor de la directora?

--- No entiendo por qué estás llevando esto tan lejos. Tan fácil que era dejarme salir. ¿Cuál es el pedo? No entiendo. Pinche idiota. Si te lo digo en tu cara ¿qué?

--- No, está bien.

--- ¿Está bien qué? Pendejo que eres.

--- Esta bien.

--- Esta bien, ¿qué? pendejo, está bien ¿qué?

--- Yo no lo estoy ofendiendo ¡eh!

--- Yo tampoco lo estaba ofendiendo hasta que empezaron esa (inaudible) Yo solo quería sacar mi carro. Estamos trabajando, güey, quiero sacar mi carro, imbécil. Imbécil. Eres un imbécil.

--- Si, le agradezco.

--- Imbécil, eres un imbécil, pobre diablo, imbécil.

--- Estoy haciendo lo mío.

--- Tú eres un pobre imbécil.

--- Si.

--- ¿No? Entonces ¿Qué eres imbécil? Eres un imbécil, idiota. ¿Qué eres? ¿Qué eres?

--- Eso ya lo dijo.

--- Eres un pobre diablo, pinche policía de tres pesos, pendejo. Pobre diablo, pobre diablo, eres un pobre diablo de mierda, eso eres.

--- Nada más acuérdese de lo que está diciendo, ¡eh!

--- Lo tengo muy claro, güey. Eres un pobre diablo.

--- A ver si lo sostiene el lunes.

--- Lo sostengo en tu geta, pendejo.

--- Bueno, gracias.

--- Bueno, gracias (lo arremeda) pendejo.

--- Tengo que sacar mi carro, necesito mis llaves, imbécil. Eres un imbécil, cabrón. Eres un pobre pendejo, un pobre diablo. ¿Tienes hijos? ¡Qué pena me das! ¡Qué pena les debes dar, pinche pobre diablo!

--- Sosténgalo.

--- ¡No vales ni madres, cabrón!

--- Sosténgalo el lunes.

--- ¿Qué vas a hacer, güey?

--- Sosténgalo.

--- ¿Qué vas a hacer, pendejo? Lo sostenga o no, eres un pobre pendejo. No se te olvide. Cállate, cállate, pinche naco de mierda. Cállate pinche pendejo, pinche gato de mierda, eso eres, cabrón.

--- Así lo manifiesta el lunes.

--- Así lo sostengo, pendejo de mierda.

--- ¿Qué vas a hacer?

--- Nada, nada. Así está bien

Comentarios