Lydia Cacho

Lydia Cacho solicita a la SCJN atraer su caso de tortura

La periodista recordó que es la segunda ocasión durante este sexenio, que llama a Corte, a analizar su expediente, “ante la evidente corrupción de los tribunales que han liberado al pederasta y torturador Kamel Nacif Borge”.
martes, 14 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde el sitio donde se encuentra refugiada, fuera de México, la periodista Lydia Cacho llamó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a atraer su caso por tortura, luego de que en julio pasado un tribunal colegiado exoneró al empresario Kamel Nacif de haber participado en la detención, traslado y actos de tortura contra la periodista.

En un video subido a su cuenta de Twitter, Cacho resalta que es la segunda ocasión durante este sexenio, que llama a la SCJN a analizar su expediente, “ante la evidente corrupción de los tribunales que han liberado al pederasta y torturador Kamel Nacif Borge”.

Dirigido en especial a la presidenta de la Primera Sala, Margarita Ríos-Farjart, Cacho expuso que su llamado de atracción es el de “miles de víctimas de trata, de explotación y tortura”.

Tras llamar al máximo órgano de justicia del país a pronunciarse “contra la trata de niñas y la tortura”, la periodista recordó que ha litigado durante 16 años para demostrar la conjura en su contra, por la publicación del libro “Los Demonios del Edén”.

Insistió en que durante estos años ha dado “la batalla contra la corrupción del Estado mexicano, por un acto de tortura contra una periodista” dedicada a la cobertura de las redes de trata de niñas, trama en la que estaría involucrado Nacif Borge.

En julio, el Tercer Tribunal Colegiado en el Estado de Quintana Roo determinó que  los hechos de secuestro y tortura de Lydia Cacho, ocurridos entre el 16 y 17 de diciembre de 2005, no estuvieron relacionados con la publicación de su libro, ni con Nacif.

En la sentencia, que pone a otros involucrados a punto de ser liberados como el ex gobernador de Puebla, Mario Marín, se determinó que “no ha prueba fehaciente” de que existiera una orden para torturar a la periodista por la publicación de libro.

La resolución determinó que los tormentos sufridos fueron responsabilidad de los policías de Puebla que la detuvieron, y que la referencias a la “vieja cabrona” en la conversación telefónica entre Marín y Nacif, dada a conocer en 2006, no se refiere a Cacho, por no hacerse mención explícita a su nombre.

Tras la resolución, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) notificó a Líbano, donde fue detenido Nacif, que puede ser liberado al quedar sin efectos la orden de aprehensión contra él en México.

Ante la exculpación de Camel Nacif, Cacho y sus abogados, que forman parte de la organización internacional de defensa de la libertad de expresión Artículo 19, solicitaron la atracción de la SCJN, en tanto que presentaron una queja ante el Consejo de la Judicatura de la Federación (CJF) contra la magistrada ponente de la sentencia que liberó a Nacif, Selina Avante. 

Comentarios