Ebrard presenta decálogo anticrisis

martes, 12 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 12 de enero (apro).- El jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, anunció esta mañana un decálogo de acciones con el que busca paliar la carestía en la Ciudad de México, derivada del ‘gasolinazo’ de fin de año asestado por el presidente Felipe Calderón.
Ebrard argumentó que los últimos días se ha registrado “una importante escalada” en los precios, “especialmente en el caso de los alimentos básicos”.
Y esa carestía, acusó, se deriva “de varios fenómenos, entre otros, el que se haya adelantado el aumento a los precios de gasolina, que ha servido como un pretexto para hacer ajustes de precios.
“Me parece que lo que debe hacer el gobierno, en particular el gobierno de la Ciudad, es asumir que eso está ocurriendo y tomar las medidas necesarias”.
Ebrard Casaubón agregó que es necesario tomar medidas de “emergencia” que ayuden a la mayor parte de la población capitalina, “con el límite de los recursos disponibles y el límite del mantenimiento de los servicios primordiales de la ciudad”.
Destacó el congelamiento de cuotas y tarifas en los trámites “más utilizados” por la ciudadanía ante el GDF. Entre otros, la expedición de licencias para conducir vehículos y motocicletas, únicamente en el caso de particulares.
Igual medida se adopta para las copias certificadas y la inscripción de matrimonios en el Registro Civil.
La segunda acción comprende el fin en el aumento al costo de los trámites concernientes al Registro Público de la Propiedad, y algunos en las delegaciones y tesorerías, tales como certificaciones de pago, constancias de adeudos y procesos registrales.
La tercera medida, dijo Ebrard, tiene que ver con descuentos fiscales “a grupos más vulnerables”, entre ellos jubilados, pensionados, viudas y huérfanos sin ingresos fijos, quienes se beneficiarán de un descuento en el predial de 30%, y 50% por derechos de agua.
También en cuanto al impuesto predial, habrá descuentos entre 80 y 25% para organizaciones de beneficio social y propietarios de inmuebles con áreas verdes, entre otros.
Además, unas cien colonias marginales serán condonadas en ciento por ciento en los derechos de suministro de agua.
Habrá, asimismo, descuentos fiscales en materia de impuestos sobre nóminas en 1.5% a microempresas, 1.8 a las pequeñas empresas y 2% a las medianas.
En materia de transporte público, se anunciaron 180 millones de viajes gratuitos para niños menores de cinco años, mayores de 60, ciudadanos con capacidades distintas, jóvenes en condición vulnerable y elementos de las fuerzas del orden.
Sin embargo, el alza en el costo del Metro se mantiene, es decir, el precio del pasaje continuará en 3 pesos.
En tanto, el Programa de Equidad contará con un incremento de recursos de unos mil 500 millones de pesos.
Se instalarán también cien nuevos “comedores populares”; y para el sector de adultos mayores se destinarán 4 mil 625 millones de pesos, que impactarán en unas 480 mil personas.
De esta forma, la pensión para los adultos mayores registró un nuevo incremento de 40 pesos para alcanzar los 862 pesos mensuales.
Asimismo, se ampliará en 500 millones de pesos el programa de medicamentos gratuitos.
Como última acción, Ebrard habló de reducir gastos de su gobierno este año, por un monto de 2 mil millones de pesos.
Entre las medidas de austeridad, destacó la reducción de estructuras y de honorarios de altos funcionarios en 10%, así como el traslado a éstos del costo de la gasolina de los vehículos a su disposición.
También la reducción en 13% en gastos de campaña e imagen institucional; restricciones en la remodelación de oficinas y estrategias de ahorro en las mismas, en particular en el consumo de energía, teléfono, agua potable y fotocopiado, entre otras.
Por su parte el secretario de Finanzas, Mario Delgado, dijo que las medidas de austeridad se acompañarán de un programa de ahorro, dentro del cual se prevé “hacer una revisión de las estructuras del gobierno y del personal de honorarios con el fin de evitar duplicidades”.
Entre otros, advirtió, desaparecerá el fideicomiso Ciudad Digital.
Se prevé que las reducciones y congelamientos en tarifas tengan un impacto de 300 millones de pesos, “mismos que esperamos recuperar con las medidas de austeridad que se están anunciando”.
Frente a las críticas de la fracción panista en la Asamblea Legislativa, que catalogó las medidas como una “tomadura de pelo”, Delgado Carrillo aseguró que “por lo menos” la mitad de los contribuyentes capitalinos saldrán beneficiados con esas acciones.
Sobre las tarifas del Metro y del servicio de agua, el secretario de Finanzas comentó que éstas “siguen, pero se iniciaron las medidas de reparación en la Línea A. Los recursos de la ciudad se están invirtiendo en transporte público. En el caso del agua no tenemos indicios de que vamos a tener más agua este año, que viene muy seco”.

 

Comentarios