Chocan vecinos de la Narvarte y granaderos por obras del Metrobus

lunes, 27 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de diciembre (apro).- La construcción de la terminal de la línea 3 del Metrobus en la colonia Narvarte confrontó hoy de nueva cuenta a vecinos opositores a la obra y granaderos.

“Nadie vino a decirme qué iban a hacer acá. Les hice tres preguntas que no supieron responderme”, se lamentó Manuel Fernández, quien vive en un edificio sobre la avenida Diagonal de San Antonio esquina con Anaxágoras.

Fernández es uno de los vecinos que rechazan el proyecto de la estación del Metrobus que correrá del Acueducto Tenayuca a la glorieta de Etiopía, por el impacto ambiental, hidráulico y urbano que dicha obra generará.

Aún así, el gobierno de Marcelo Ebrard quiso “madrugar” este lunes a los vecinos y enviar al menos cuatro máquinas a taladrar el asfalto de la calle para iniciar con la construcción del paradero del sistema de transporte público.

La vibración del taladro asustó a esposa e hija de Fernández, quienes salieron corriendo del edificio por temor a un temblor.

“Nuestro movimiento es pacífico, no es irresponsable. Queremos que nos expliquen por qué quieren hacer el proyecto acá. Tienen que haber estudios de impacto ambiental, ésta es zona sísmica”, dijo a Apro Rocío Lozano, una de las dirigentes del comité de vecinos que rechazan el tendido de la Línea 3.

Al enterarse de la excavación en marcha, los vecinos de las colonias Narvarte y Del Valle tomaron la calle para detener los trabajos. Incluso, varias jóvenes se ataron a las palmeras. En respuesta, el GDF envió a más de 200 granaderos, como si se tratara de una operación antinarcótica, con helicóptero vigilando desde el aire incluido.

De acuerdo con los opositores al proyecto, el paradero del Metrobús impactará drenaje, viviendas, suelo, imagen urbana y ambiente, debido a la destrucción de cuatro palmeras de más de 40 años.

El paradero del Metrobús  ha mudado de sede en tres ocasiones. En principio, fue planificado sobre Cumbres de Maltrata y Vértiz, luego cambió a Diagonal de San Antonio –en la colonia Narvarte Oriente-.

El jefe delegacional en Benito Juárez, el panista Mario Palacios, vive en la calle de Petén y Diagonal, por lo que la obra fue trasladada al otro lado de la avenida, en la colonia Narvarte Poniente.

Una minuta de trabajo de fecha 6 de diciembre en poder de Apro, muestra cómo la administración delegacional y el gobierno citadino se pusieron de acuerdo alrededor del proyecto y las responsabilidades de ambas partes.

“El espacio de regulación (el tramo en disputa) es necesario para estar en posibilidad de iniciar la operación de la Línea 3”, cita el documento de tres páginas, rubricado por Palacios y cinco funcionarios del GDF.

“La Delegación llevará a cabo la difusión de la información referente a los trabajos de sustitución de asfalto por concreto hidráulico, toda vez que durante estos trabajos será necesario confinar la vialidad en un carril y medio”, prosigue.

Además, la minuta deja constancia de que “la Delegación deberá llevar a cabo la gestión y retiro de los árboles ubicados en el área de maniobras de los autobuses sobre Diagonal de San Antonio”.

Ningún funcionario capitalino ni de la delegación estuvo presente en la zona de conflicto.

Mientras, dos enviados de la Tercera Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) acudieron para constatar las posibles violaciones cometidas por los policías durante las protestas.

La CDHDF ha recibido al menos dos quejas, que formarán un solo expediente, derivadas del plan para la Línea 3 y que serán desahogadas después del 10 de enero, cuando las actividades retornen a la normalidad luego del descanso navideño.

Las protestas trascendieron rápidamente por las redes sociales Facebook y Twitter.

 

“Acarreados”

El subsecretario de Gobierno del DF, Juan José García, minimizó las protestas y la minuta de trabajo, además, negó que fueran a derribarse palmeras y árboles y justificó el masivo despliegue policial.

“No va a haber afectaciones. Vamos a retirar a los microbuses que estacionan ahí, una base de taxis pirata y unos camiones de mudanzas. Hay grupos de vecinos que presentan opciones y otros que se oponen a todo. Hay vecinos que viven en colonias cercanas” y que fueron acarreados, según el funcionario.

García acusó al diputado panista de la Asamblea Legislativa del DF Federico Manzo de estar detrás de las movilizaciones.

“Es un grupo político diferente al del delegado”, explicó García.

Luego de la reunión de trabajo entre la delegación y el GDF, este último instaló una barda de separación para preparar las obras. De inmediato, los vecinos reaccionaron y colocaron un pequeño plantón, recabaron firmas y colgaron mantas en los edificios.

“Donde se han construido paraderos del Metrobús ya había otros de autobuses o de estaciones del Metro”, dijo a Apro Andrea Martínez, otras de las vecinas inconformes.

Los opositores ya perdieron dos solicitudes de amparo, denegadas por tribunales capitalinos.

Por la tarde, el GDF emitió un comunicado en el que informó que en la plática que sostuvieron con los opositores se ofreció la instalación de una mesa de diálogo y la formulación de una minuta que será sometida a consideración de los vecinos, en la que se expresa que existen alternativas viales.

También propuso a los habitantes de la Narvarte instalar una mesa de trabajo en una unidad móvil, que se ubicará en Diagonal de San Antonio, esquina con Anaxagoras, para recibir solicitudes de vecinos para su incorporación a programas en materia de micro crédito para el comercio, mejoramiento de vivienda e incentivos fiscales.

Asimismo, el GDF garantizó que el trazo del desplazamiento del Metrobús no se realizará más allá de la calle Pitágoras y que no se retirarán las palmeras del camellón central de Diagonal San Antonio y que tampoco habrá carga de combustible para el servicio del Metrobús en la zona.

De igual manera, aseguró que no se instalarán baños, que se mejorará la seguridad en la zona por donde se tiene planeado el paso del Metrobús, que se instalará un semáforo y que se rehabilitarán las banquetas en el tramo que comprende la obra.

Comentarios