Clausura definitiva al Bar Bar, determina delegación Álvaro Obregón

viernes, 30 de abril de 2010

MEXICO, D.F., 30 de abril (apro).- La delegación Alvaro Obregón informó que clausuró en forma permanente el antro Bar-Bar y aplicó una sanción económica de 54 mil 816 pesos (954 días de salario mínimo), por violar diversos artículos de la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal.

Dijo que inició el procedimiento para revocar la licencia de funcionamiento de ese establecimiento mercantil, cuya razón social es “Restaurante Bar Resybar, S.A. de C.V.”, donde el futbolista Salvador Cabañas recibió un balazo en la cabeza el pasado 25 de enero.

Por medio de un comunicado, la demarcación dijo que ordenó iniciar el procedimiento de revocación de la licencia de funcionamiento, debido a que el Bar-Bar contravino el artículo 88, fracción IX, de la Ley de Establecimientos Mercantiles.

Ese artículo establece que “la delegación deberá clausurar los establecimientos mercantiles cuando, con motivo de la operación de algún giro mercantil, se ponga en peligro el orden público, la salud, la seguridad de la personas o interfiera la protección civil”.

Señaló que también se violó el artículo 14, fracción XV de esa ley, que establece que “los propietarios tienen la obligación de vigilar que se conserve la seguridad de los asistentes y de los dependientes dentro del establecimiento mercantil”.

Además, “coadyuvar a que, con su funcionamiento, no se altere el orden público de las zonas inmediatas al mismo, motivo por el cual se determinó clausurarlo en forma permanente”.

Añadió que, por ello, se hizo acreedor a una sanción económica de 7,239 pesos, equivalente a 126 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal.

Igualmente, se aplicó otra multa de 20,168 pesos, debido a que el Bar- Bar contravino el artículo 14, fracción IX, de esa ley. Este artículo establece que “los titulares tienen la obligación de prestar el servicio de que se trate a toda persona que lo solicite, sin discriminación alguna, salvo los casos de personas en evidente estado de ebriedad, bajo el influjo de estupefacientes o que porten armas, así como a los menores de edad”.

La demarcación dijo que el Bar-Bar violó también el artículo 38 de esa ley, que se refiere al horario de funcionamiento, motivo por el cual se le impuso una multa de 20 mil 168 pesos.

Finalmente, indicó, se hizo acreedor a una sanción económica de 7,239 pesos por no tener a la vista del público en general el original o copia certificada de la documentación vigente que acredite su legal funcionamiento, así como el nombre del titular y del dependiente del establecimiento.