Marchan miles de microbuseros contra la línea tres del Metrobús

miércoles, 4 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 4 de agosto (apro).- Más de 10 mil choferes de las rutas 1, 3 y 88, con el apoyo de trabajadores de otras 74 rutas, marcharon de la plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, al Zócalo, en rechazo a la operación de la Línea 3 del Metrobús.

Tras corear “ADO ¡No pasará!”, acusaron al secretario de Transporte y Vialidad capitalino, Armando Quintero, de mentir a la ciudadanía sobre el servicio que prestan los microbuseros, ya que sólo pretende beneficiar a la empresa ADO con la concesión del transporte en el corredor Tenayuca-Etiopía.

Denunciaron que al funcionario busca imponerles un contrato “leonino” para desplazarlos poco a poco.

Encabezados por Felipe Núñez, los transportistas se quejaron de que el gobierno capitalino pretende dejarles sólo 49% de participación en el Consejo de Administración del Corredor Turístico de Insurgentes, auque sin derecho a voz y voto.

“En cambio, ya tienen los créditos con la empresa Mercedes Benz para iniciar la operación con 54 unidades el próximo 20 de noviembre, las cuales les serán entregadas el 30 de octubre”, reveló Núñez.

“Ahora sí, aquí hay una ciudad en movimiento, se trata de quienes no están dispuestos a aceptar más desplazamientos de sus puestos de trabajo”, advirtió.

Otro de los líderes de los inconformes, Noé Rendón, criticó a Quintero Martínez por “esconder” información sobre el proyecto de transporte en la zona, pues durante la reunión del lunes pasado que sostuvieron con el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, y el subsecretario Juan José García Ochoa, éstos se comprometieron a presentar el desglose financiero de la operación de la Línea 3 la tarde de ese mismo día, pero eso nunca ocurrió.

“No sólo hay falta de seriedad, hay en cambio un doble discurso y ocultamiento de información, aparte de una intención muy clara de pagar favores a ADO en detrimento de los miles de concesionarios tradicionales”, acusó.

En el Zócalo, donde culminó la movilización, José Barragán, otro de los dirigentes de los choferes, aseguró que “la política de Marcelo Ebrard pretende desaparecer al gremio de microbuseros”.

Por su parte, Jesús Padilla, presidente del Consejo de Administración del Corredor Insurgentes, consideró que sí es posible que los microbuseros puedan echar a andar el proyecto de transporte en la zona, siempre y cuando reciban subsidios del gobierno de la ciudad.

“Hoy se dio el inicio de una lucha en contra de la represión y corrupción contra el transportista en el Distrito Federal”, dijo y amenazó con demandar al GDF.

Durante la marcha, que inició a las ocho de la mañana, se reportaron incidentes menores, como el de una grúa que se llevó el camión del sonido de los inconformes, aparte de algunos intentos de provocación.

Comentarios