Pide la CDHDF medidas precautorias para activista opositora de la supervía

jueves, 3 de febrero de 2011
MÉXICO, D.F., 3 de febrero (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) solicitó al Gobierno del Distrito Federal medidas precautorias a favor de María Cristina Barros y Valero, una de las principales dirigentes del Frente Amplio contra la Supervía Poniente, ante las amenazas que ha recibido por su abierta oposición a la megaobra. Barros y Valero presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por la aparición de mantas, el pasado 28 de enero, dirigidas a ella y que calificó de intimidatorios. Las mantas que aparecieron en cruces de la delegación Magdalena Contreras, se leía: “Cristina Barros déjanos trabajar llévate tu plantón a tu casa”; “Cristina Barros no te metas con nuestra colonia que nosotros no nos metemos con la “tuya”; “Cristina Barros nosotros si (sic) somos de La Malinche tu (sic) no”. Por eso, y en seguimiento a la recomendación 1/2011 de la CDHDF del pasado 20 de enero, en la que solicita al GDF el “cese al hostigamiento” en contra de los opositores a la Supervía, el organismo civil solicitó al gobierno capitalino implementar medidas precautorias para garantizar al Frente su derecho para “promover, proteger y defender por  medios pacíficos los derechos humanos”. De hecho la recomendación de la CDHDF sugería al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, suspender la construcción de la Supervía, hasta llegar a un acuerdo con las personas que están en contra de la obra. El jefe de gobierno no ha dado respuesta a la recomendación pero ha señalado que la obra continuará. La solicitud precautoria emitida por la CDHDF está dirigida en específico hacia el subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa; el director de Concertación Política de la Secretaría de Gobierno, Abelardo Rodríguez Desales; y el subsecretario de Operación Policial de la SSP local, Daría Chacón Montejo. A ellos, la institución les solicita realizar las acciones necesarias para que los servidores públicos de las dependencias a su cargo “se abstengan de realizar actos intimidatorios, y eviten la manifestación de descalificaciones públicas que inhiban, obstaculicen y atenten contra la libre labor de defensa, promoción y protección pacífica de los derechos humanos” que llevan a cabo los integrantes del Frente. Además, les solicita implementar las medidas indispensables para garantizar la “integridad psicofísica” de Barros y Valero, de los integrantes y familiares del Frente y de quienes se encuentran en el plantón para que su actividad de promoción de los derechos humanos no ponga en riesgo su integridad física y psicológica. Finalmente, la CDHDF solicitó al GDF evitar cualquier represalia contra Barros y Valero, los integrantes de su movimiento y sus familiares por la solicitud de las medidas precautorias. El gobierno capitalino tendrá un plazo de 48 horas para informar al organismo civil sobre las actividades que se hayan realizado para atender la solicitud.

Comentarios

Otras Noticias