Premia Ebrard a morosos con estímulos fiscales

jueves, 19 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 19 de mayo (apro).- Ante la necesidad de cubrir el boquete financiero en las finanzas locales provocado por la vertical caída en la recaudación tributaria durante el primer trimestre del año –de casi tres mil millones de pesos--, el gobierno de Marcelo Ebrard echa mano de medidas extremas, como la de premiar a los contribuyentes morosos con la condonación de multas y recargos y el otorgamiento de estímulos fiscales.

El pasado lunes 9, anunció, por ejemplo, la condonación de multas, recargos y gastos de ejecución que aplicará el Gobierno del Distrito Federal a partir del 1de junio y que beneficiará a unos 300 mil morosos que no han pagado agua ni predio en los últimos cinco años.

A través del programa de “Regularización de Contribuciones Locales”, también se beneficiará a unos 300 mil automovilistas cuyos vehículos son de modelos 2002 o anteriores y no han pagado su tenencia local.

A esa medida, se sumó otra más este jueves: el GDF anunció nuevos estímulos fiscales consistentes en condonar las multas de los automovilistas que no hayan realizado la verificación vehicular dentro de la fecha establecida, siempre y cuando no tengan multas pendientes y hayan pagado la tenencia.

De acuerdo con la Gaceta Oficial del DF, quienes hayan pagado multa por verificación extemporánea en lo que va del primer semestre del presente año, podrán solicitar la devolución de la misma ante la Administración Tributaria que les corresponda.

La administración local, señaló que una de sus acciones prioritarias es “atender las necesidades sociales y económicas de la ciudadanía en general y ser corresponsable de las acciones de responsabilidad fiscal y de protección del medio ambiente”

Por esa razón, señala el documento, se decidió dejar sin efecto el convenio de colaboración entre las secretarías de Medio Ambiente, Seguridad Pública y Finanzas que condicionaban la verificación vehicular al pago de multas por infracciones al reglamento de Tránsito y la tenencia vehicular, sólo para el primer semestre de 2011.

Para poder verificar el automóvil de forma extemporánea sin que se le cobre la multa, el propietario del automóvil o poseedor legal o representante legal debe acudir primero a la Administración Tributaria que le corresponda para realzar su trámite de corrección o aclaración.

Quienes hayan pagado multa por verificación extemporánea y hayan pagado sus multas por infracciones de tránsito y la tenencia vehicular, podrán solicitar la devolución.

A los propietarios de vehículos cuyo periodo de verificación haya vencido el último día de marzo pasado, bastará con que presenten original y copia del volante de corrección o aclaración de pago con sello y folio de la Administración Tributaria  para verificar sin ser multado.

Con este tipo de acciones, el GDF lo que trata de hacer en realidad es cubrir el déficit que arrastra en sus finanzas.

Y es que durante el primer trimestre del 2011, de acuerdo con el Informe de Avance Programático Presupuestal de Finanzas, la recaudación total resultó 7.3% menor a lo presupuestado, lo que representa un faltante de casi tres mil millones de pesos en las finanzas de la ciudad.

Si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoció en días pasados que no ha entregado al DF recursos por 500 millones de pesos correspondientes al primer cuatrimestre del año, eso cubriría sólo una pequeña parte de los adeudos y facturas pendientes que tiene el gobierno de Ebrard Casaubón.

El diario Reforma dio a conocer la semana pasada que el gobierno capitalino tiene deudas por aproximadamente dos mil 256 millones de pesos.

De ese monto, 250 millones se deben a empresas que transportan la basura al Bordo, seis millones a trabajadores del Instituto de Educación Media Superior, mil 500 millones a empresas privadas, según la Coparmex, y 500 millones por concepto de amparos que ganaron particulares por cobros irregulares de diversos impuestos.

Los recursos que la SCHP debe entregar al GDF sólo alcanzarían para cubrir el monto de los amparos perdidos por la administración capitalina.

Ante esa situación el GDF ha anunciado diversos programas de estímulos fiscales para invitar a los capitalinos a que se pongan al corriente con sus impuestos.