Se ampara Sacal y evita detención

martes, 31 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El empresario Miguel Moisés Sacal se presentó esta tarde ante el Juzgado 23 de Delitos no Graves de esta ciudad con un amparo federal contra la orden de aprehensión en su contra. El amparo, indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), le fue otorgado a Sacal Smeke por un juez de distrito de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. En julio pasado el empresario textilero agredió y profirió palabras soeces al empleado Hugo Enrique Vera, con quien llegó a un arreglo, sin embargo Sacal Smeke incumplió obligaciones procesales, por lo que se libró una orden de aprehensión en su contra. Ahora el juzgador podrá imponerle una multa al empresario por haber incumplido con citatorios previos, sin embargo, no puede detenerlo por el amparo interpuesto y porque el delito que cometió no es considerado grave. Después del acuerdo monetario que Sacal pactó el miércoles 11 con el trabajador de valet parking, el Juzgado podría darle una sentencia absolutoria para finiquitar el proceso. Un video exhibido en Youtube muestra al empresario cuando llega al vestíbulo de la Torre Altus y golpea al empleado, quien luego de la agresión fue cambiado de sede de trabajo, ya que sus jefes pretendieron evitar problemas con Sacal. A pesar del acuerdo al que llegaron ambas partes, el juicio debía de continuar; sin embargo, ni la víctima ni el acusado se presentaron a las audiencias. Sin hacer alguna notificación por escrito, el empresario dejó de asistir al juzgado del TSJDF y, ante el caso omiso para las audiencias, el juez Fausto Agustín Favela determinó girar la orden de aprehensión. La última vez que el empresario se presentó al juzgado ubicado en la delegación Cuajimalpa fue el 4 de enero, cuando se le dictó el auto de formal prisión por el delito de lesiones. Sus abogados presentaron un billete de depósito por 25 mil pesos como fianza, luego de que se le girara la primera orden de aprehensión en diciembre pasado, con lo que quedó libre pero obligado a acudir a firmar al juzgado cada semana o cuando le fuera requerido.