Piden a Mancera castigar a paristas de la UACM; inconformes se defienden

martes, 4 de diciembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Estudiantes, trabajadores y académicos que forman parte de la Red Ampliada en Defensa de la Educación (RED) de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) exigieron al jefe de Gobierno electo, Miguel Ángel Mancera, castigar a los paristas que mantienen tomadas las instalaciones desde hace más de tres meses. La petición surgió justo cuando los paristas, agrupados en el Consejo Estudiantil en Lucha (CEL), condicionaron la entrega de los planteles a que se garantice el desistimiento de la persecución en contra de quienes han participado en el paro desde hace 96 días. Los paristas acordaron entregar las instalaciones el próximo jueves 6, una vez que Mancera se encuentre al frente de la administración pública capitalina, pero con la condición de que no se les persiga judicialmente por sus acciones. Sin embargo, la RED urgió a Mancera, quien asume este miércoles 5, a que se investigue y castigue a quienes causaron daños a las instalaciones de la UACM. En ese sentido, los estudiantes, trabajadores y académicos también admitieron que suscriben la postura del Tercer Consejo Universitario (CU), instalado el 22 de agosto. “Exigimos, una vez más, la intervención por parte de las autoridades capitalinas, así como de la Asamblea Legislativa y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, especialmente y de manera particular al jefe de Gobierno electo”, indicaron los integrantes de la RED. Añadieron que el 1 de diciembre, integrantes del CEL participaron en los disturbios registrados en el marco de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de México, pero que dentro de la UACM llevan por lo menos dos años cometiendo hechos de violencia y acoso. Desde entonces, un grupo del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (SUTUACM), “comandado por María Auxilio Heredia, Claudio Albertani, Fabiana Medina, Laura Donají Fernández y Alberto Benítez, así como los integrantes del Segundo Consejo Universitario, los profesores Aidee Tassinari, Javier Marmolejo, Esther Muñoz y José Luis Fernández, además de los estudiantes Salomón Ochoa, Arturo Dávila y Julio César Ibáñez, fueron los iniciadores de las prácticas violentas, al golpear a estudiantes, boicotear las sesiones del CU y crear un ambiente de presión y hostigamiento a quienes no coincidan con ellos”, acusó la RED. A ellos los responsabilizaron de la “escalada de violencia perpetrada en la UACM”. Esas conductas, recordaron, las hicieron saber a los integrantes de la Comisión Técnica para el conflicto, integrada por funcionarios del gobierno capitalino, ALDF y ombudsman local. “No obstante y pese a dichas advertencias, el día 29 de noviembre los funcionarios permitieron que la violencia tocara de nueva cuenta a la doctora Esther Orozco, a los consejeros, estudiantes, trabajadores y académicos que no estamos a favor del paro y que esperábamos a las afueras del Museo de la Ciudad de México”, se señala en el comunicado. Los integrantes de la RED responsabilizaron directamente al CEL, encabezado por Roberto López; al Foro Académico, consejeros críticos y Coordinación Ejecutiva del SUTUACM de despojos y robos ocurridos en los planteles del edificio administrativo, así como de la afectación a la vida académica. “Son precisamente estos personajes sin escrúpulos los que han violentado los planteles Casa Libertad, Cuautepec y la sede administrativa Eugenia”, concluyeron los integrantes de la RED. En tanto, los alumnos y profesores que mantienen el paro en la UACM anunciaron que ya formaron la comisión compuesta por 15 personas de esa institución que llevarán a cabo la entrega de todos los planteles y del edificio de rectoría el jueves próximo. Los paristas destacaron que la resolución del conflicto de la UACM será unos de los primeros actos de gobierno de Miguel Ángel Mancera, por lo que a él pidieron que evite actos represivos o persecución política. Sobre la denuncia de la Red Ampliada en Defensa de la Educación, algunos de los aludidos hicieron llegar la siguiente carta a proceso.com.mx, que a continuación reproducimos íntegra: En la edición en línea del pasado 4 de diciembre, la redacción de Proceso reproduce declaraciones de la Red Ampliada en Defensa de la Educación (RED) de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), en las que ese grupo de adherentes a la rectora Esther Orozco, piden al jefe de gobierno Dr. Miguel Ángel Mancera castigo a los estudiantes que mantuvieron tomadas las instalaciones de la Universidad y acusan al Consejo Estudiantil de Lucha (CEL) de participar “en los disturbios” ocurridos el 1 de diciembre sin aportan prueba alguna de su acusación. Los trabajadores académicos y administrativos y estudiantes que signamos esta carta también somos acusados por la RED, en esa misma nota periodística, de ser “los iniciadores de las prácticas violentas, al golpear a estudiantes, boicotear las sesiones del CU y crear un ambiente de presión y hostigamiento” y nos responsabilizan “de la escalada de violencia perpetrada en la UACM”. De nuevo ese dicho no se sustenta en datos o pruebas. Orozco y la RED que la acompaña realizan ataques mediáticos a los miembros de la comunidad universitaria que hemos expresado desacuerdo con su administración, efectúan denuncias “espejo”, es decir, acusan a sus críticos de lo que ellos han hecho desde 2010 a la fecha. Orozco ha dicho hasta la náusea que la UACM carece de normatividad. La realidad es que la normatividad existente en materia laboral, de programación, presupuestación y evaluación del presupuesto de la universidad y la relativa a los derechos constitucionales ha sido violentada por ella y su grupo. En la nota de referencia somos atacados por la RED mediante acusaciones falsas para ocultar lo que sí hemos hecho: denunciar la violación a la Ley, al Estatuto General Orgánico (EGO) y al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de la UACM, por parte de Orozco y su grupo administrativo durante dos años. Miembros de la Coordinación Ejecutiva del Sindicato Único de Trabajadores de la UACM (SUTUACM) denunciamos la violación a las cláusulas 15, 16, 17 y 19 del CCT pues Orozco ha contratado decenas de trabajadores académicos y administrativos, saltándose el procedimiento establecido en la normatividad laboral existente. El 28 de septiembre pasado, exmiembros de la Comisión de Hacienda del II Consejo Universitario presentamos una queja ante la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa porque el presupuesto de egresos de la UACM correspondiente al ejercicio fiscal 2012 se ha ejercido por parte de la rectora María Esther Orozco Orozco, sin contar con la necesaria e indispensable aprobación del Consejo Universitario como lo obligan las leyes y normas vigentes. No obstante, la administración de Orozco ha efectuado licitaciones públicas, señalando que el origen de los recursos para esas licitaciones se sustenta en la aprobación del CU. Por esa misma causa interpusimos una denuncia ante la Fiscalía Central de Investigación para Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (Indagatoria No.: FSP/B/T1/02235/12-10). De febrero a agosto de 2012 los consejeros afines a la rectora y ella misma, rompieron el quórum del II Consejo Universitario en cuatro ocasiones, razón por la que no fue posible siquiera discutir el tema del presupuesto de este año. Con estas acciones Orozco viola el Artículo 5º de la Ley de Presupuesto y Gasto Eficiente del Distrito Federal; los Artículos 15, 17 Fracción XI y 27 de la Ley de la UACM; los Artículos 29, 30, 45 y 47 del Estatuto General Orgánico y 86 del Reglamento del CU de la UACM. La escalada de violencia en nuestra institución la inició Esther Orozco cuando denostó a la UACM como “fraude educativo”, cuando acusó sin pruebas a académicos y trabajadores de no trabajar y mantener privilegios y nos tachó públicamente de fascistas. Los abajo firmante sí tenemos pruebas de lo que decimos y las hacemos valer ante las instancias legales correspondientes. Atentamente Aideé Tassinari Azcuaga, Claudio Albertani, Esther Guadalupe Muñoz Cervantes, Fabiana Medina, Javier Gutiérrez Marmolejo, José Luis Fernández Silva, Julio César Ibañez, Laura Donají Fernández, María Auxilio Heredia Anaya. “Casi me linchan”: Orozco Por su parte, la rectora de la UACM, Esther Orozco, reconoció que la situación al interior de la institución e cada vez más complicada debido a que las reuniones del Consejo Universitario se han tornado cada vez más violentas. Orozco refirió que quienes impide que la institución retome su vida académica son los profesores del Foro Académico y unos cuantos estudiantes que están con ellos y que son los que mantienen los planteles cerrados. En entrevista con Radio Fórmula, la rectora de la UACM recordó que la semana pasada se había llegado a un acuerdo entre las partes en conflicto para liberar los planteles, pero la realidad es que éstos siguen cerrados. “Se había llegado a un acuerdo, lo firmamos en la Asamblea, pero en el momento de la sesión del Consejo Universitario, además de que hubo violencia extrema afuera…, efectivamente, casi me linchan, y lo triste es que había mucha gente que no era de la Universidad, eran estos muchachos que traen tapada la cara”, acusó. Pese a que la institución lleva ya 96 días en paro y muchos alumnos quieren regresar a clases, la rectora afirmó que les ha pedido que no intenten recuperar los planteles por propia mano, entre otras cosas porque “no se sabe qué tienen los paristas dentro de las instalaciones”. Orozco reiteró su llamado a los profesores del Foro Académico y a los paristas a que entreguen ya los planteles y resuelvan sus diferencias por la vía institucional. Finalmente, dijo confiar en que la nueva administración que encabezará Mancera también apoye a la Universidad como lo ha venido haciendo el gobierno local. “La Asamblea Legislativa también está participando y pues les pediría yo a ellos que su coadyuvancia vaya por el rumbo de recuperar los planteles, que es lo fundamental. Lo que nos urge es que los planteles se abran, se restauren porque deben estar en condiciones”, dijo.

Comentarios