Exigen expulsión de alumnos por violencia en el CCH

miércoles, 13 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con banderas rojinegras como telón, los jóvenes que mantienen tomadas las instalaciones de la Dirección del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) pusieron en marcha una consulta para develar si el estudiantado está informado o no, sobre el proyecto de reformar el programa de estudios para esa institución, mediante una actualización de 12 puntos, que las autoridades ya han reducido a ocho y pospuesto su discusión hasta el último día de noviembre. La consulta inició alrededor de las 10:00 horas en los planteles Sur y Naucalpan y se distribuyeron más de 2 mil boletas para la participación de la comunidad. Para acceder a ellas, sin embargo, no hacía falta acreditarse como estudiante, no obstante que los resultados sí serán discutidos por una coordinadora estudiantil. Las preguntas incluidas fueron las siguientes: “¿Conoces la reforma de los 12 puntos? ¿Cómo te enteraste de esta reforma? ¿Se tomó en cuenta tu opinión en la reforma de los 12 puntos? ¿Conoces y sabes la función del Consejo Técnico?” y, finalmente, se advertía: “¿Crees que el jurídico debería dejar de amedrentar e intimidar a los estudiantes?”, en referencia a las denuncias que las autoridades universitarias interpusieron contra quienes tomaron las instalaciones de la UNAM. Durante la jornada, los paristas se deslindaron de los actos violentos del 1 y 5 de febrero. “Estamos en contra de la violencia, que fue ejercida por parte de los propios vigilantes, que te empujan o te agreden por tu actividad política o por tu aspecto. Nosotros estamos en contra de la violencia, pero aprobamos la autodefensa. Y que quede claro: no tenemos nada contra los trabajadores”, dijo a los medios una joven sin identificarse. Por su parte, una comisión de profesores del CCH Naucalpan se presentó en la Rectoría de la Universidad Nacional para entregar un documento con más de 400 firmas recabadas en apoyo a los trabajadores agredidos durante la toma de las instalaciones. El documento, dirigido al rector José Narro Robles, exige la aplicación de la ley universitaria contra los jóvenes a quienes se les demuestre su participación en actos violentos. “Demandamos a usted una seria atención de estas problemáticas para poder estar en condiciones de realizar de manera normal el trabajo académico que siempre  ha dado prestigio y reconocimiento al plantel Naucalpan”, se advierte en el texto. En la explanada de Rectoría, incluso algunos de los maestros se refirieron a los paristas como “delincuentes” o “terroristas”, y rechazaron la posibilidad de “negociar” o “exonerar” la expulsión de los “responsables”, un aspecto que debe resolver el Tribunal Universitario.

Comentarios