Acumula la CDHDF 255 quejas relacionadas con atención médica a mujeres

martes, 28 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- De 2009 a la fecha, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) ha recibido 255 quejas relacionadas con la falta o la negativa de atención médica a mujeres, atención tardía o falta de ésta, lo que ha provocado fallecimientos. Según el organismo, de 2004 a la fecha ha emitido siete recomendaciones relacionadas con violaciones a derechos humanos de las mujeres. En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer y de la Campaña Internacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro, la CDHDF indicó que aún existen derechos diferenciados debido a la falta de armonización legislativa en el país. Ello impide que las mujeres puedan ejercer su derecho a interrumpir su embarazo de forma segura, lo que se fundamenta en los derechos a la vida, la salud –incluida la reproductiva–, la integridad física y psicológica, la vida privada, la no discriminación y la autonomía reproductiva. “Todos estos son derechos reconocidos en la Constitución mexicana y en los tratados internacionales de los que México forma parte”, subrayó el organismo. Pero también subraya la vulneración de los derechos reproductivos de las mujeres a causa de prácticas que se han vuelto cada vez más comunes como la cesárea no indicada. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 38% de los nacimientos en México son por cesárea, cifra muy por encima de la que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de un máximo de 15%. Por esta razón, refirió la CDHADF, México ocupa el cuarto lugar en cesáreas sin indicación según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública. Ante esa situación, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Parto Libre y la CDHDF impulsaron la semana pasada la Cartilla de Parto Humanizado, que “busca concebirlo como un evento natural, seguro y sin sufrimiento, garantizando el tiempo, paciencia, intimidad, libertad de movimiento y un acompañamiento cálido para la mujer que está por parir”. La idea es modificar el papel que juega el personal médico, para ser más respetuoso de las decisiones y necesidades de la mujer, e intervenir sólo cuando sea necesario para asegurar la salud o vida de la madre y/o el bebé. La CDHDF, señaló que el parto humanizado debe formar parte de una agenda integral sobre derechos reproductivos de las mujeres, y sostuvo que es indispensable expandir el concepto de maternidad segura más allá de la prevención de la mortalidad y morbilidad, es decir que las mujeres puedan decidir sobre su proceso de parto. Entre los objetivos de desarrollo del milenio en materia de salud, el quinto se refiere a mejorar la salud materna a través de la reducción en tres cuartas partes, entre los años 1990 y 2015, de la mortalidad materna y de lograr el acceso universal a la salud reproductiva. En ese sentido, la CDHDF señaló que continuará impulsando acciones para garantizar los derechos de las mujeres a elegir sobre su propio cuerpo, así como los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia.  

Comentarios