Expertos se pronuncian a favor de regular Uber y Cabify

miércoles, 17 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Especialistas e investigadores en el tema de movilidad en la ciudad se pronunciaron por la regulación del servicio de transporte de las empresas Uber y Cabify, siempre y cuando sea bajo el cumplimiento de la ley y en beneficio de los ciudadanos, no de intereses particulares. Esas fueron sus posiciones durante el llamado “Debate Digital CDMX: Tecnología y movilidad en la Ciudad de México”, realizado la mañana de este miércoles por el Laboratorio de la Ciudad de México. Paula Sofía Vásquez, especialista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), consideró que los servicios de transporte que ofrecen Uber y Cabify son ilegales. Sin embargo, apoyó la regulación por parte del Gobierno del Distrito Federal e hizo énfasis en que se puede “corregir” la Ley de Movilidad para que éstos puedan operar con el sistema de apps que ofrecen. Manuel Molano, del Instituto México de la Competitividad, destacó que en este caso existe una disputa entre los protagonistas del transporte con un factor predominante y un agente nuevo. Emilio Saldaña, vocero del capítulo mexicano de Creative Commons, sugirió que los taxistas legales se adapten al uso de nuevas tecnologías para ofrecer su servicio a los usuarios y satisfacer sus demandas. Xavier Treviño, representante de ITDP México, criticó que las empresas Uber y Cabify dicen estar de acuerdo con la regulación; sin embargo, siguen identificándose como un servicio con choferes privados. En su oportunidad, representantes de los taxistas regulares reiteraron su posición de que Uber y Cabify son servicios ilegales y que no pueden convivir con aquellos que sí cumplen con la ley de la ciudad. Ignacio Rodríguez, vocero de Taxistas Organizados de la Ciudad de México, aseguró que el gobierno capitalino “debería estarlos remitiendo a los corralones” pues, según el artículo 258 de la Ley de Movilidad, se comete el delito de transportación ilegal cuando se realiza el servicio de transporte y se cobra por ello, de un punto A hacia un punto B. Rubén Alcántara, líder de Radiotaxis, Sitios y Bases del Distrito Federal, apoyó la definición de que esos servicios hacen la función de transporte público de personas y no privado “aunque así le digan”. Y eso, dijo, amerita sanciones por parte de la autoridad. Antes de llegar a una regulación, enfatizó, la autoridad debe atacar esa ilegalidad pues los taxis regulados le dan a esta ciudad 250 millones de pesos al año. Sólo por el pago de derechos, ejemplificó, los taxis pagan el doble que cualquier otro auto particular. Paula Sofía Vásquez, especialista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), afirmó que Uber y Cabify son servicios ilegales aunque apoyó la regulación e hizo énfasis en que se puede corregir la Ley de Movilidad. Ana Paula Blanco, encargada de la comunicación de Uber en México y Latinoamérica, desestimó las afirmaciones de los taxistas organizados y afirmó que el servicio que prestan es particular, que se pagan todos los impuestos y que son una empresa legalmente constituida. A la fecha, dijo, Uber cuenta con 500 mil usuarios en el Distrito Federal, mientras que los taxis regulares realizan 1.5 millones de viajes por día. Por su parte, Ricardo Weder, CEO de Cabify México, señaló que están abiertos a sujetarse a cualquier regulación que beneficie a los usuarios y no a otros intereses. Felipe de la Cruz, representante de Taxistas Unidos contra la Ilegalidad, dijo celebró que Cabify esté dispuesto a obtener concesiones para evitar  “un lucro indebido, sin pago alguno a la ciudad y a la nación” pero criticó que estas empresas fijen sus propias tarifas y generen un “deterioro en la prestación del servicio”. En respuesta, la representante de Uber señaló que estos servicios han garantizado la seguridad de los usuarios y conductores en la segunda ciudad más insegura del mundo para las mujeres en el transporte público, según una encuesta de Reuters. Además el servicio es una nueva fuente de empleos para hombres y mujeres que garantiza seguridad a quienes lo utilizan. Manuel Molano, del Instituto México de la Competitividad, consideró que este debate muestra una disputa del predominante y el agente nuevo en el mundo del transporte. Al término de la discusión se transmitió un video en el que el secretario de Desarrollo Económico del DF, Salomón Chertorivski, comentó que por encargo del jefe de Gobierno se realizará una regulación que beneficie a todos y no afecte a nadie. Rufino León Tovar, secretario de Movilidad del DF, dijo que la regulación buscará “emparejar el piso” entre competidores existentes, mientras que José Ramón Amieva Gálvez, consejero jurídico del Distrito Federal señaló que el gobierno capitalino aguardará los resultados del debate para determinar su Uber y Cabify se sujetarán a una regulación.  

Comentarios