Se investiga por posible encubrimiento de escolta a dueño de Ferrari: PGJCDMX

miércoles, 16 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alberto Sentíes, cuyo escolta golpeó a un joven el viernes pasado por un presunto incidente automovilístico, no ha quedado libre de responsabilidad jurídica pues está latente la investigación por encubrimiento. Óscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) señaló que pese a que Sentíes ya declaró y dijo que su escolta fue el responsable de todo, aún se deben analizar otras evidencias que se incluirán al expediente. “Queda latente el tema del encubrimiento”, dijo en entrevista con Radio Fórmula y agregó que una vez que se cuente con todos los elementos de prueba, “se valorarán y se tomará la decisión correspondiente”. Montes de Oca recordó que al martes pasado un juez giró una orden para catear el domicilio de Sentíes, quien conducía un Ferrari cuando su escolta golpeó y presuntamente robó a un chofer de Uber. Sin embargo, dijo, no se cumplían los requisitos para detenerlo. Aunque existe la figura del caso urgente, explicó, “no se daban los tres requisitos que señala la ley: que se trata de un delito grave, que exista el temor fundado que el sujeto se quiera dar a la fuga y que, en ese momento, no haya una autoridad judicial disponible para que ordena la detención de la persona”. El subprocurador, comentó que en su declaración Sentíes relató que iba hacia su domicilio cuando su chofer y escolta le cerraron el paso a la camioneta del otro conductor, de nombre Jair. “Desde luego él (Sentíes) menciona que no se percató de estos hechos”, comentó Montes de Oca. También negó haber dicho a su escolta “ya déjalo, vámonos”, por lo que “habrá que revisar si él estaba en un campo visual que permitiera ver la acción”, indicó el subprocurador capitalino. El estatus de Sentíes por el momento es de presunto responsable y ahora hay que localizar a su escolta quien supuestamente fue despedido, según señaló el dueño del Ferrari. Por el momento Sentíes no tiene restricción para abandonar la Ciudad de México, mientras que su Ferrari permanece en el depósito y el vehículo blanco de su escolta fue llevado al Ministerio Público para la recolección de huellas digitales. El martes pasado Montes de Oca reveló que Sentíes está relacionado con al menos tres averiguaciones previas por el delito de fraude generadas entre 2012 y 2013 y que actualmente están en trámite. Ahora él y sus escoltas enfrentan una acusación por parte del agraviado por lesiones y robo graves. Según la versión de Jair, quien además de chofer es asistente médico, un hombre robusto lo golpeó brutalmente y lo asaltó; le quitó dos teléfonos celulares –el personal y el del trabajo–, así como una tableta electrónica y más de cuatro mil pesos en efectivo. Los golpes aún lo mantienen en reposo y deberá someterse a rehabilitación, según las indicaciones del médico. Los hechos se registraron en las inmediaciones del Hospital de Cardiología, muy cerca de la salida a la autopista México-Cuernavaca y fueron grabados por un automovilista. En el video se ve cómo el pasado viernes, alrededor de las 14:30 horas, el conductor agredido circulaba en una camioneta Duster blanca por la calzada de Tlalpan, cuando otro auto blanco –que escoltaba al Ferrari rojo– se le atravesó y uno de sus ocupantes se acercó a la ventanilla, forcejeó con el conductor hasta abrir la puerta y a jalones lo sacó y lo llevó hasta la pared, donde lo golpeó brutalmente.

Comentarios