Mancera y Alfaro firman declaración para subir el mínimo

jueves, 28 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera retomó la promoción de su iniciativa nacional sobre los salarios en México y este jueves viajó a Guadalajara para firmar la Declaración “Salario Suficiente y Dignidad para el Trabajo”. Junto con el alcalde de Guadalajara Enrique Alfaro Ramírez, el mandatario capitalino explicó que el propósito de esta declaración es “llamar la atención del gobierno federal y las autoridades laborales para poner en marcha una nueva estrategia de política salarial, con el apoyo de los gobiernos locales”. Según una tarjeta informativa del gobierno de la Ciudad de México, ambos funcionarios destacaron la necesidad y viabilidad de que México construya “una nueva política salarial que revalore el trabajo duro y honesto en la legalidad, al tiempo que impulse el consumo y mercado interno, así como la economía de la nación”. El salario mínimo, consideraron, es insuficiente para llevar una vida digna, además de que se ha convertido en causa de la persistencia de la pobreza. “El trabajo honrado no es suficiente para salir de esta situación”, agregaron. Destacaron que un salario mínimo por debajo de la línea de la canasta alimentaria constituye “una grave deformación de la economía y los valores como sociedad, ya que plantea un escenario inaceptable para que los trabajadores formales accedan a la prosperidad y el desarrollo en condiciones dignas”. En la declaración resaltaron que es “imperativo” fortalecer la capacidad de consumo de los trabajadores, ya que los salarios bajos afectan “a millones de personas y a la economía nacional, al estrechar el consumo, la demanda y limitar la dinámica del mercado interno”. Mancera y Alfaro agregaron que el aumento de alrededor de 16 pesos diarios, “posible y practicable en este mismo año”, permitiría la adquisición de la canasta básica de un trabajador y un dependiente económico “para abandonar su situación de hambre” y, con ello, construir una ruta para que a mediano plazo todos los trabajadores mexicanos puedan gozar de una vida digna. El aumento al salario mínimo, argumentaron, no es sólo una medida de justicia, “también es un mensaje de cohesión social, solidaridad y unión entre todos los mexicanos para anunciar un nuevo curso para las ciudades y la nación”.

Comentarios