Asamblea debe ofrecer disculpa pública a Mardonio Carballo: Copred

lunes, 23 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad (Copred) exhortó a la Asamblea Constituyente a ofrecer una disculpa pública al poeta y exasambleísta Mardonio Carballo, por considerar que fue víctima de actos de discriminación, hecho que lo llevó a renunciar al cargo en diciembre pasado. La recomendación del Consejo se presentó a una semana de que concluya el plazo constitucional para que este órgano termine la elaboración de la Constitución de la Ciudad de México y, entre las prisas, provocó una discusión en el Pleno este lunes: Una asambleísta del PRD pidió que Carballo especifique quién lo agredió dentro de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, otra dejó ver que pudieron ser integrantes de su propia bancada –Morena–, el PAN y el PRI se deslindaron y la Mesa Directiva adelantó que el órgano abriría un espacio para escuchar los puntos de vista del ofendido. El exhorto del Copred a la Asamblea Constituyente se derivó de la carta que Mardonio Carballo hizo pública el 14 de diciembre de 2016, cuando acusó actos de discriminación, racismo y la operación de cuotas partidistas en la mencionada Comisión –que él presidía–, razones por las cuales renunció al cargo. Aunque el ofendido no presentó ninguna queja ante el organismo, éste retomó el caso basado en la carta del escritor en náhuatl y español. Los integrantes de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes son: Nelly Antonia Juárez Audelo, Guadalupe Elizabeth Muñoz Ruiz, Isidro Hildegardo Cisneros Ramírez, Ana Julia Hernández Pérez y Elena Chávez González del PRD; María del Consuelo Sánchez Rodríguez, Ruiz Anchondo Martha Patricia y Jesús Ramírez Cuevas de Morena, quien sustituyó a Mardonio Carballo; Carlos Gelista González del PAN; y Augusto Gómez Villanueva del PRI, aunque fue designado por el presidente Enrique Peña Nieto. Peligro de invisibilizar De acuerdo con el expediente COPRED/DCND/R-017-2016, cuya copia tiene Apro, el día 16 pidió a Alejandro Encinas, presidente de la Mesa Directiva, entregar un informe para constatar si existieron o no los actos u omisiones que denunció Carballo. Para el 22 de diciembre, Encinas respondió que no tenía elementos para acreditar los hechos, pero le envió las videograbaciones y versiones estenográficas de las sesiones de trabajo de la Comisión en la que presuntamente se cometieron los actos de discriminación y racismo. Tras el análisis de dichos materiales, el organismo dirigido por Jaqueline L´Hoist informó: “Observamos una serie de comportamientos y actitudes hacia el presidente de la Comisión por parte de algunos de sus integrantes (aunque no detalló nombres)”. Por ejemplo, mencionó “las formas en que se le cuestiona su experiencia en espacios legislativos, su conocimiento del procedimiento o hasta las obviedad de atender llamadas telefónicas sin moderar el volumen de voz cuando éste hace uso de la palabra (en un espacio de trabajo muy reducido), o comentarios que pudieran interpretarse como bromas”, particularmente en las sesiones del 19 de noviembre y del 9 de diciembre. El Consejo agregó que las denuncias vertidas no pueden considerarse como “apreciación subjetiva” pues se caería “en la tentación de querer invisibilizarlas por calificarlas como indirectas o poco claras, lo que nos llevaría a reforzar la naturalización de la discriminación  que históricamente se ha hecho de las personas por su origen étnico”. Bajo este contexto, el Copred dijo que las denuncias hechas por Mardonio Carballo en sí atentan contra la dignidad, el derecho a la igualdad y no discriminación y que es peor que se hayan presentado dentro de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Asamblea Constituyente. Además, acusó “falta de receptividad” de los integrantes de dicha Comisión “al no advertir que sus conductas al calor de las discusiones cayeran precisamente en expresiones que el presidente de dicha comisión, persona indígena y experta en materia de derechos de los pueblos y comunidades indígenas las haya percibido como discriminatorias”. Incluso, reforzó su argumento con el hecho de que las personas indígenas son el primer grupo identificado como discriminado en la Ciudad de México, según la encuesta realizada por ese organismo en el 2013. Por toda esta argumentación, el Copred exhortó a la Asamblea Constituyente emitir y difundir una disculpa pública a Carballo a medida de reparación por haberse propiciado condiciones en las mesas de trabajo de la citada Comisión, que tuvieron como consecuencia la percepción de ser víctima de discriminación. También demandó considerar la posibilidad de entablar comunicación con el autor de “Las plumas de la Serpiente” para que se tomen en cuenta sus puntos de vista en la elaboración de la Constitución en materia de derechos indígenas. Por último, pidió abordar el tema de los derechos de las comunidades y pueblos indígenas “con especial cuidado, favoreciendo el diálogo y el consenso, para que no se repitan los hechos que originaron la reclamación. El documento indica que la Constituyente tiene cinco días para atender sus recomendaciones. Piden nombres Este lunes, el exhorto del Consejo fue expuesto en el Pleno de la Constituyente y generó una discusión debido a que algunos asambleístas de la comisión en cuestión se desmarcaron o negaron la acusación de Mardonio Carballo. El PAN y el PRI se deslindaron de la acusación y demandaron que el ofendido especificara quiénes agredieron al poeta y hoy expresidente de la mencionada Comisión, para evitar que toda la Asamblea Constituyente sea calificada de racista y discriminadora. La perredista Elena Chávez defendió al poeta al decir que ella fue testigo de una agresión en su contra por parte de sus propios compañeros morenistas, aunque omitió nombres y dijo: “Mardonio tiene que explicar qué fue lo que pasó, quién lo agredió”. También del PRD, la activista Lol Kin Castañeda recordó que en la carta en la que anunció su renuncia, el ofendido hizo referencia a la convivencia dentro de su propio grupo parlamentario, es decir, Morena. Jesús Ramírez, quien quedó en la presidencia de la Comisión a la salida de Carballo, reconoció que es preciso tener “un debate de altura, sin necesidad de señalar a nadie” sobre los actos mencionados. En tanto, el presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Encinas, pidió a los integrantes de la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes reunirse para emitir un acuerdo al respecto y dijo que el Constituyente abrirá un espacio donde se puedan escuchar los puntos de vista de Carballo.

Comentarios