Estudiantes de la UACM exigen la entrega de videos de seguridad a familia de alumno asesinado

jueves, 15 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alumnos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se manifestaron afuera de la delegación Venustiano Carranza para exigir la entrega de videos de las cámaras de seguridad a la familia de Issac Luna García, estudiante de esa comunidad asesinado el pasado 17 de febrero. En la protesta también exigieron que el asesinato de su compañero se investigue como un crimen de odio y no sólo como homicidio, debido a los signos de violencia que tenía su cuerpo y porque el último lugar donde fue visto fue en un antro gay de la Zona Rosa. Según explicó Edith Meneses, miembro del Consejo Universitario y estudiante de Arte y Patrimonio Cultural, dichos videos no han sido entregados a los deudos de la víctima, a pesar de que son fundamentales para el esclarecimiento del caso que lleva la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX). A partir de las 10:30 horas, los universitarios caminaron desde el Plantel Centro Histórico, ubicado en Fray Servando Teresa de Mier 92, hasta el edificio delegacional. Meneses añadió que persiste la exigencia de la comunidad universitaria al rector de la UACM, Hugo Aboites Aguilar, para que se trabaje en protocolos de seguridad dentro y fuera del campus. Y es que, dijo, existen otros ilícitos dentro de la universidad y sus diferentes planteles, como el acoso sexual a alumnas, que debe atenderse. “La universidad no puede desentenderse de lo que pase en su comunidad”, dijo. Con pancartas en las que se leía “Justicia para Issac” y banderas de colores, los alumnos llegaron al edificio delegacional, donde concluyó su marcha. Issac Luna García era estudiante de Arte y Patrimonio Cultural de la UACM. Fue asesinado y su cuerpo hallado en la calle Oriente número 166, en la colonia Moctezuma Segunda Sección, delegación Venustiano Carranza el pasado sábado 17 de febrero. De 19 años, fue visto con vida por última vez el 16 de febrero en el bar gay “Baby”, ubicado en Londres 71 en la Zona Rosa, delegación Cuauhtémoc. Desde entonces, familiares y amigos del universitario acusan que se trató de un crimen de odio por homofobia.

Comentarios