Otra vez en la Benito Juárez: ejecutan a hombre, presuntamente colombiano, en la Narvarte

miércoles, 15 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las ejecuciones y violencia en la delegación Benito Juárez no cesan. La tarde de este miércoles, un hombre -presuntamente de nacionalidad colombiana- fue ejecutado en la calle Concepción Béistegui, casi esquina con La Quemada, en la colonia Narvarte. Los primeros reportes del hecho indicaron que la víctima, de entre 25 y 30 años, se disponía a subir a una motocicleta Ducatti, cuando un sujeto llegó y le disparó. El cadáver quedó tendido sobre la banqueta, aún con el casco puesto. Aparentemente, el agresor llegó solo y disparó contra la víctima, quien salía de su domicilio. Algunas versiones indicaron que pudo ser un intento de robo. Las autoridades no descartaron un ajuste de cuentas, pues el hombre recibió al menos cinco balazos. Al lugar llegaron paramédicos para tratar de auxiliar al hombre, pero solo pudieron confirmar su deceso. Policías preventivos acordonaron la zona, en espera del Ministerio Público y peritos de la Procuraduría General de Justicia capitalina realizaran las diligencias correspondientes, incluido el levantamiento del cuerpo. La lista de asaltos y ejecuciones, tan solo en lo que va de este año, es larga: La noche del 16 de enero, hombres armados irrumpieron en la sucursal del Colegio Nacional de Matemáticas (Conamat), ubicada en la esquina de Uxmal y Cumbres de Maltrata, colonia Narvarte, amagaron a las personas que se encontraban ahí, las despojaron de sus pertenencias y se llevaron la caja del plantel. Tan sólo en la colonia Del Valle se han registrado al menos cuatro hechos violentos. El 2 de febrero, tres sujetos asaltaron a los comensales y al dueño del restaurante Julliu´s Pizza, en la calle Pilares. La noche del 4 de mayo, un joven de 21 años fue apuñalado, presuntamente al resistirse a un asalto en los alrededores del Parque Hundido. El 16 de mayo, una balacera en la Cervecería de Barrio ubicada en la avenida Universidad, esquina con Pilares, dejó dos muertos. La pareja recibió al menos 14 disparos de arma de fuego. La policía comentó que pudo ser un ajuste de cuentas. El 27 de junio, un hombre de 45 años y su nieta fueron baleados dentro de su auto estacionado entre las calles Pilares y Sánchez Azcona. La policía dijo que fue una venganza por deudas de negocios. El pasado 19 de julio, una mujer de poco más de 60 años se resistió a un asalto y fue baleada en la colonia Moderna, la misma donde un par de días antes fueron asaltados con lujo de violencia los comensales de una cafetería en la colonia Josefa Ortiz de Domínguez.

Comentarios