Morena 'acomoda” a diputados para controlar Congreso de la CDMX; entra en vigor la Constitución local

lunes, 17 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con una negociación política de Morena para presidir la Mesa Directiva y posiblemente la Junta de Coordinación Política, este lunes quedó instalado el primer Congreso de la Ciudad de México, mismo que recibió el sexto y último informe de gobierno; además, entró en vigor la primera Constitución Política de la capital. Antes de la elección de la Mesa Directiva, la bancada de Morena ya había hecho negociaciones para hacer crecer a los partidos pequeños -PES y PT- y poder acomodar sus piezas para asegurar los espacios en la Mesa Directiva y la futura Junta de Coordinación Política. La distribución fue así: el PT pasó de tres a seis integrantes, pues se integró el morenista Jesús Martín del Campo -quien más tarde fue electo presidente de la Mesa Directiva-; Lilia Sarmiento Gómez, militante petista, pero postulada por Morena; y Leonor Gómez Otegui, quien llegó como plurinominal del PRI. Con ese movimiento igualó a la fracción del PRD, que era tercera fuerza política, pero pasó a ser cuarta, ya que todos sus diputados son de representación proporcional. El exsecretario de Obras y Servicios, Fernando Aboitiz, se pasó de Morena al PES para acompañar a Miguel Ángel Álvarez Melo y hacer una fracción parlamentaria de dos diputados. Así, Morena bajó de 37 a 34 diputados; el PRI de seis a cinco, mientras que el PAN se quedó con 11, el PRD con seis y el PVEM, con apenas dos. Y pese a que la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad prohíbe que el partido que encabece la Junta de Coordinación Política -máximo organismo en el Congreso- lidere a su vez la Mesa Directiva, la elección de Martín del Campo a la Mesa Directiva fue por el PT. Dicha negociación permitiría que Ernestina Godoy, coordinadora de Morena, encabece la Junta de Coordinación Política, pues, de acuerdo con la Ley Orgánica, la presidencia de la Junta será para quien haya sido electo por la mayoría de sus integrantes y que pertenezca a uno de los grupos parlamentarios con mayor representación en el Congreso. La instalación histórica La creación del primer Congreso de la Ciudad de México se definió desde diciembre de 2015, cuando el Senado de la República aprobó la Reforma Política del entonces Distrito Federal, misma que le dio autonomía política a la entidad, mandató la creación de la Asamblea Constituyente para elaborar la carta magna de la capital y la realización de todos los trabajos para que la Asamblea Legislativa (ALDF) diera paso al primer Congreso de la Ciudad. El entonces jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, se colgó esa medalla política que ninguno de sus antecesores pudo lograr, aunque fue a costa de reconocer, en 2012, la Presidencia de Enrique Peña Nieto y apoyar el Pacto por México, promovido por PRD, PAN y PRI. Casi tres años después de aquella histórica aprobación, el día llegó. Las tareas de instalación de la primera legislatura del Congreso de la Ciudad de México comenzaron este lunes 17 a las 09:00 horas en el recinto de Donceles y Allende, en el centro histórico de la capital, cuyos alrededores fueron cerrados a la circulación vehicular. Los invitados especiales comenzaron a llegar, entre ellos: el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, y su sucesora, Claudia Sheinbaum, los diputados constituyentes, así como los 16 alcaldes y los 66 congresistas electos el pasado 1 de julio, cuando la coalición “Juntos Haremos Historia” -Morena, PT, PES- arrasó con los puestos de elección popular. Minutos después de las 10 horas inició la sesión de instalación. Ramón Jiménez López rindió protesta como presidente de la Mesa de Decanos. Acto seguido, los 66 diputados tomaron protesta y en el recinto retumbó la ya conocida expresión “¡Es un honor estar con Obrador!”. Enseguida, por unanimidad -los 66 votos a favor-, eligieron a los integrantes de la Mesa Directiva: José de Jesús Martín del Campo, presidente; Margarita Saldaña, María Lourdes Paz Reyes, Ernesto Alarcón Jiménez y Víctor Hugo Lobo, vicepresidentes; Isabela Rosales, Ana Patricia Báez Guerrero, Alejandra Rojo de la Vega y Miguel Ángel Álvarez, secretarios. Así, abrieron el primer periodo de sesiones y entonaron el Himno Nacional. Luego, Alejandro Encinas, expresidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Constituyente -y futuro subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob)- les entregó la Constitución Política de la Ciudad de México e hizo la Declaratoria Solemne para informar a los capitalinos de la entrada en vigor del documento que le da autonomía política. [caption id="attachment_551341" align="aligncenter" width="1280"]Entrega de la Constitución de la CDMX. Foto: Octavio Gómez Entrega de la Constitución de la CDMX. Foto: Octavio Gómez[/caption] Enseguida, representantes de cada grupo parlamentario emitieron un posicionamiento desde la tribuna. Teresa Ramos, del PES, dijo que las leyes deben ser pensadas para que ciudadanos vivan mejor, tengan mejores salarios, buenos servicios públicos y proveer todo lo que les permita vivir con dignidad. Guillermo Lerdo de Tejada, del PRI, aseguró que en el Congreso habrá “disposición para trabajar, siempre y cuando, sea en un gobierno transparente y eficaz". Del PT, Circe Camacho Bastida afirmó que se acabaran los privilegios de la clase política, se elaborarán leyes que empoderen a los sectores clave de la capital y fortalecerán la democracia con participación ciudadana. Del PRD, Jorge Gaviño -exdirector del Metro-, dijo que “existen muchas tareas que tenemos que afrontar, problemas que no serán resueltos sin la participación del pueblo”. Por el PAN, Mauricio Tabe, prometió “hacer realidad los principios y anhelos de la Constitución. Estaremos del lado de los ciudadanos, reclamando lo que necesitan y llamando de manera responsable al gobierno a dar cuentas”. Por último, Ernestina Godoy, de Morena, afirmó que la bancada es "una mayoría democrática, pero eso no nos hará repetir errores del pasado. Se reencauzará la Ciudad a donde se privilegie el interés público”. Luego del protocolo legislativo, el secretario de Gobierno, Guillermo Orozco, a nombre del jefe de gobierno, José Ramón Amieva, entregó al Congreso capitalino el sexto y último informe de gobierno de esta administración. A diferencia de los años anteriores, esta vez no hubo mensaje del mandatario local ante los diputados ni oportunidad de que éstos emitieran posicionamientos para evaluar el último año de gestión que dejó inconcluso Mancera y en el que ocurrió lo que podría ser la peor tragedia reciente de la capital: el sismo del 19 de septiembre de 2017. La Constitución de la CDMX Tras ser promulgada el 5 de febrero de 2017, la Constitución Política de la Ciudad de México fue impugnada ante la Suprema Corte de la Nación (SCJN) por la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, el Senado, el Tribunal Superior de Justicia capitalino y los partidos Morena y Nueva Alianza. Al paso del tiempo, las impugnaciones se fueron resolviendo y, aunque con algunas adecuaciones menores, entró en vigor este lunes. Con 71 artículos, la Carta Magna de los capitalinos destacan los avances logrados para reformar el Poder Judicial, la revocación de mandato, la Carta de Derechos, el uso medicinal de la mariguana, el derecho a una muerte digna, entre otras ventajas.

Comentarios