'¡Más tolerancia, menos resistencia!", claman en la #MarchaDelOrgulloLGBT41

sábado, 29 de junio de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso). – Al grito de “ole, ole, ole, oleeeeee ¡soy gay! ¡soy gay!, miles de integrantes de la comunidad LGTTTBIQA (Lesbianas, Gays, Travestis, Trans y Transexuales, Bisexuales, Intersex, Queer, Asexuales), conmemoraron la 41 edición del Día Internacional del Orgullo bajo el lema “Ser es resistir”. Del Ángel de la Independencia al Zócalo el ambiente fue festivo. Desde las 11 de la mañana comenzaron a llegar los contingentes y una hora después la marcha dio inicio. A las 14:00 la gente seguía llegando al Ángel de la Independencia para recorrer la emblemática avenida, cruzar la Alameda y llegar al Zócalo. Algunos comercios colocaron globos con los colores de la bandera del orgullo gay. Los carros alegóricos que circulaban por un carril de Paseo de la Reforma, bailaban al ritmo de canciones como “I’m too sexy” del grupo británico Right Said Fred o “Únete a la fiesta” del grupo Sentidos Opuestos, mientras lanzaban condones, cintillos de colores o maquillaje. Una escuela de computación ofrecía sus cursos con 50% de descuento para los participantes. En una pancarta se dirigió un mensaje a las cámaras de Diputados y Senadores para que fueran más tolerantes porque, “una sociedad diversa es una sociedad fuerte”. La “Red de Familias Trans” se caracterizó porque marcharon las madres con cartulinas donde escribieron: “¡Apoyo al 100% a mi hijo trans!”, “¡Estoy orgullosa de mi hijo trans y de ti! Abrazos de mamá. Gratis”, mientras sus vástagos portaban coronas, sombrillas y utensilios con los colores característicos del movimiento LGTTTIBQA. Un globo de Américan Express circulo por los aires y en otra pancarta se ofrecía trabajo a la comunidad LGBTTTIBQA. “¡No necesitas ser la causa para defender la causa! ¡El amor es para todos!”, se leyó en otra pancarta. En una más: “¡Somos la herencia de la resistencia! #PorNuestrasVidasMarchamos”. La consigna más entonada fue: “¡Más aceptación, menos conversión!”, en alusión a la terapia de conversión para homosexuales, practicada, principalmente por clérigos. “¡Más tolerancia, menos resistencia!", gritaron los manifestantes, disfrazados y apoyados por personas que, sin manifestar ninguna preferencia sexual. Las consignas políticas se diversificaron: “¡Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, que la homofobia se tiene que morir”, gritaron las personas del contingente con las banderas de colores azul, rosa y blanco, que representaron a los transexuales. https://twitter.com/SaraPantojaF/status/1145069034137894914 Los asexuales prefirieron los tonos negro, gris, blanco y morado para sus banderas. Repartieron volantes para informar que la asexualidad también es una preferencia sexual. Otro contingente denominado “Trans en furia”, portaron pancartas con mensajes tipo: “¡Kiero ser putamente libre!”, “¡Pelea como marika!” El del altavoz se quejó de que las mujeres trans no están con el contingente gay, por eso, añadió, “no es una celebración”. https://twitter.com/SaraPantojaF/status/1145062674348281856 Y agregó: “No, porque si eres gay pasivo te convierten en puta o loca. ¿De verdad estamos de fiesta? Si eres mujer, con VIH, te van a discriminar. ¡Esta es una marcha de lucha por los derechos que nos faltan” ¡Tenemos que luchar para que nuestras voces sean escuchadas!”, destacó y sus compañeros corearon: “¡Esta marcha no es de fiesta, es de lucha y de protesta!” Una gran bandera con los colores del movimiento LGTTTBIQA se extendió durante la marcha, esperando que arribaran al zócalo a lo largo de la tarde sonarán en concierto María León, Esteman, Javiera Mena, Jennifer Rojo, Noemí Ruiz, La Prohibida, Jessy Bulbo, Zemmoa, Aristemo, Toñita, Mancandy, Torreblanca, Pambo, Ruzzi, La Bruja de Texcoco, La Más Draga, entre otros. La marcha fue custodiada por 5 mil uniformados y paramédicos del ERUM atendieron a gente alcoholizada y con síntomas de hipertensión. Una persona presentó crisis nerviosa luego de ser asaltada y golpeada presuntamente durante el transcurso de la marcha. Confía del Real en derribar discriminación José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, secretario de Cultura capitalino confió en que, entre la diversidad sexual el número 41 deje de ser un estigma de discriminación, para convertirse en una conmemoración. “Esperemos llegar a un momento de una gran reconciliación, entre las diversidades, en el que la letra “H” (de heterosexual) forme parte de todo el arcoíris que representa a la comunidad LGBTTTIQA”, señaló, en entrevista con Apro. Suárez del Real explicó que el número 41 es un estigma en las frases de los mexicanos, desde la más tierna infancia, cuando a uno le gritaban cuarenta y uno y si uno no gritaba “zafo”, se asumía que perdía uno su virilidad como varón y pasaba a formar parte de ese grupo de malditos, de pecaminosos, que fueron como se tildó a ese grupo de la diversidad de 1901. Recordó que, el 18 de noviembre de 1901, en la época porfirista, se llevó a cabo una fiesta privada en la calle de La Paz, número 10, colonia Tabacalera y se hizo famoso por una gacetilla hecha por Antonio Venegas Arrollo y Guadalupe Posadas, en donde había cuartetas de versos burlándose de los 41, tildándolos de “coquetones”, denigrantes para la diversidad sexual. “A la marcha del orgullo gay se han sumado, durante muchas décadas, muchas diversidades para aceptar la “L” de lésbico, la “G” de gay, la “B”, de bisexualidad, las “T”, de travesti, transexual y transgénero, la “Q”, de queer, la “I” de intersexual, en fin, todas esas diversidades se han venido fusionando a lo largo de las décadas”, añadió.

Comentarios