Programa contra adicciones de la CDMX se suma a la estrategia de AMLO

sábado, 25 de enero de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó la Estrategia de Atención Integral del Consumo de Sustancias Psicoactivas que, dijo, se suma a la estrategia “Juntos por la Paz”, que el año pasado presentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. En conferencia, explicó que la estrategia de su administración está dirigida principalmente a jóvenes para generar una disminución y/o abstinencia del consumo de cualquier sustancia nociva para la salud mediante el apoyo de acompañamiento especializado, la “no criminalización” y la reinserción en el tejido social. El objetivo, añadió, es dar atención especializada, la salud mental y la inclusión de personas vinculadas a las adicciones. “Nuestro objetivo es que las personas que están vinculadas a las adicciones tengan un espacio de prevención y de atención, no solamente de campañas de difusión, sino que haya espacios que realmente atiendan a todos aquellos que quieran, ya sea en el Modelo Tradicional de dejar totalmente o un esquema de acuerdo con el tipo de adicción que tienen en donde sea un Modelo de Reducción de Riesgos”, explicó. Parte de la estrategia consiste en mejorar las instalaciones de los 30 Centros de Atención y Prevención de Adicciones (CAPAs) y ampliar su horario, de 8:00 a 15:00 horas, 15:00 a 20:00 horas y en fines de semana de las 8:00 a las 20:00 horas. Y es que, recordó que antes sólo daban servicio entre semana y por las mañanas. Además, el programa “Jóvenes Unen al Barrio” se sumará a la estrategia, para que los adolescentes hagan diversas acciones en beneficio de la comunidad y accedan a una beca. Luego, podrán reintegrarse a algún empleo, cursar sus estudios o cualquiera de los programas que ofrecen los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (Pilares). Sheinbaum Pardo aclaró que la estrategia iniciará hasta marzo, debido a que se abrió la convocatoria para psicólogos y trabajadores sociales que formarán parte del programa, pero que antes recibirán capacitación y formación especializada en el tratamiento de adicciones. Según la secretaria de Salud, Oliva López, en el 2019 los CAPAs dieron cerca de 15 mil consultas, por lo que el objetivo para 2020 es duplicar las atenciones a la población que lo requiera. La directora del DIF capitalino, Esthela Damián, explicó que para que dar el servicio adicional en los CAPAs, se contempla una inversión de 64 millones de pesos este año. Ahí se atenderá con el Modelo Tradicional a jóvenes de 12 a 17 años 11 meses de edad, y con el Modelo de Reducción de Riesgo y Daño, a mayores de 18 años. Respecto al programa de “Jóvenes Unen al Barrio”, dijo que se buscará beneficiar a 3 mil jóvenes con una beca de 3 mil pesos al mes; a 140 generadores con 3 mil 500 pesos; y a 70 impulsores con 6 mil pesos en el mismo periodo. De acuerdo con la funcionaria, el Modelo Tradicional busca la disminución y/o la abstinencia, la detección temprana del consumo de sustancias psicoactivas, la intervención preventiva para evitar la dependencia, la identificación de los factores de riesgo, el diagnóstico, la atención individual, una red de apoyo o atención familiar y un plan de tratamiento particularizado para enseñar las estrategias de autocontrol para manejar el consumo de sustancias. El Modelo de Reducción de Riesgo y Daño busca el respeto a la libre autodeterminación de la persona al disminuir riesgos a la salud por el consumo; se ofrece una construcción de la red de apoyo, atención médica, atención psicológica, psiquiátrica, sesiones de sensibilización y talleres psicoeducativos impartidos por agentes de cambio que vivirán en la zona. Además, se realizarán pruebas rápidas de VIH, hepatitis, sífilis, canalización a la Clínica Condesa.