Distribuirán apoyo alimentario para niños de escuelas públicas en la CDMX

miércoles, 21 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que, a principios de noviembre, el DIF Ciudad de México repartirá un “apoyo alimentario” en especie a un millón 200 mil niños y adolescentes de escuelas públicas beneficiarios del programa “Mi Beca para Empezar”, con el recurso que ya tenía destinado para darles desayunos cuando asistían a clases presenciales, antes del inicio de la pandemia por covid-19. En videoconferencia, la directora del DIF-CDMX, Esthela Damián, explicó que se trata de 15 productos “no perecederos, innocuos, nutritivos y de calidad”: avena, pasta para sopa, frijol, lenteja, arroz, chícharos con zanahoria, atún, amaranto, aceite de canola y sardina. “Son bienes que ya fueron acreditados en el valor para la buena nutrición para los niños”, dijo. El recurso para esta entrega pertenece al Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), de carácter federal, que para este año designó 367 millones 159 mil 529 pesos a la CDMX y cuyos lineamientos fueron publicados el pasado 7 de octubre en la Gaceta Oficialde la CDMX. La distribución del apoyo alimentario será en 154 puntos -93 pilares y 61 centros DIF- a donde deberán acudir los padres o tutores el día y la hora que les sea asignado en un mensaje de texto que enviarán las autoridades correspondientes, con base en el apellido paterno del beneficiario. La entrega será del 3 al 23 de noviembre, de lunes a sábado de 9 a 17 horas. Se hará por cita, para evitar aglomeraciones y respetar las medidas sanitarias. https://twitter.com/Claudiashein/status/1318969767965970432?s=20 En la videoconferencia, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que “el DIF nacional dio el recurso, pero ante el cierre de las escuelas (por la pandemia de covid-19), hay una parte importante del recurso que no fue ejercido porque no hay clases y, por lo tanto, no hubo la entrega de desayunos”. Añadió que el gobierno capitalino hizo un estudio de mercado para ver a quién le comprarían los productos y resultó que las Tiendas ISSSTE ofrecían los precios más bajos, así como la higiene y calidad de los productos. Por ello, se firmó un convenio con la institución para ser la proveedora. Añadió que ese recurso es “universal”, pero no se puede cambiar a otro rubro. Por ello, como en otras entidades, se acordó con el DIF nacional de hacer un paquete de víveres para entregar a los niños, en vez de los desayunos. La mandataria capitalina subrayó que éste será el último apoyo extra que entregará su administración en el año en el contexto de la pandemia. No obstante, aclaró que cada mes, los estudiantes de preescolar, primaria, secundaria de escuelas públicas y los centros de atención pública de la CDMX seguirán recibiendo cada mes su depósito del programa “Mi beca para empezar”.

Comentarios