CDMX

Sheinbaum niega derroches y acusa a exempleado de subir mal la información al sitio de transparencia

Claudia Sheinbaum negó haber derrochado recursos en la compra de mobiliario para oficinas, y acusó a un exempleado de haber subido mal la información a la página de transparencia del gobierno de la CDMX.
sábado, 17 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– Durante el primer año de gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México se compraron sillones, sillas, computadoras, pantallas y equipo de audio e iluminación con un costo de 1.4 millones de pesos con cargo al erario para el funcionamiento de su oficina y sus actividades de comunicación.

De acuerdo con una tarjeta informativa de la Dirección General de Administración y Finanzas del gobierno capitalino, el presupuesto ejercido por la Jefatura de Gobierno en el ejercicio 2019, en el capítulo 5000 “Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles”, fue de un millón 431 mil 477 pesos, “como se reportó al cierre de la Cuenta Pública 2019”.

En el listado ofrecido, destaca la compra del siguiente mobiliario: seis sillones de tres piezas por 115 mil pesos, 15 sillas con base de rodante por 18 mil 600 pesos, 100 sillas acojinadas plegables por 31 mil pesos, 100 sillas “tipo pliana” por 65 mil 300 pesos y 80 sillas plegables de plástico por 24 mil 800 pesos.

Además, se adquirieron 27 computadoras “PC de escritorio (desktop)” por 284 mil 859 pesos, 5 computadoras “PC portátil de desarrollo” por 190 mil pesos, 3 computadoras “PC portátil administrativo” por 50 mil 400 pesos, 2 “No Break (UPS) Tipo 1” por mil 360 pesos y 7 pantallas led de 60 pulgadas por 166 mil 744 pesos.

Y dentro del equipo de audio adquirido destacan 8 micrófonos inalámbricos por 81 mil 552 pesos, un mezclador digital de 25 mil 200 pesos, un controlador de luces por 4 mil 329 pesos, 2 bases portaluces por 14 mil 247 pesos, 4 bocinas Sistema Pasivo compacto de 2 vías por 36 mil 859 pesos, un conmutador de video por 42 mil 423 pesos; entre otros.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que la decisión de hacer estas compras fue “en vez de rentar, como se rentaba en la administración anterior, a un proveedor en particular, que se compraran micrófonos, o estas televisiones –que ustedes ven aquí– para evitar esta renta que era muy, muy onerosa”.

En su videoconferencia de viernes 16, se refirió también a los sillones adquiridos: “Ayer que vi que hubo el gasto de unos sillones –que no estoy de acuerdo que se hagan–, también solicité que se pague por parte de los servidores públicos esos sillones, porque no estoy de acuerdo”.

Y añadió: “Nuestro objetivo –siempre lo dije, cuando entramos– es que no iba a haber remodelación de oficinas, que el recurso es para el pueblo, no es para las oficinas de los servidores públicos”.

Acusa falsedad de información

La difusión de la tarjeta informativa por parte del gobierno capitalino respondió a la publicación de una nota en el portal de noticias Emeequis, en la cual se afirma que, de abril a diciembre de 2019, el gobierno de Sheinbaum se gastó casi 25 millones de pesos “para amueblar su oficina” con la compra de “sofás de 66 mil pesos, sillas metálicas de 75 mil, microcomputadoras de 96 mil, pantallas led de 193 mil…”.

El texto publicado el 15 de julio aclaró que solicitó la versión de la jefatura de gobierno, pero no obtuvo respuesta.

Sin embargo, ayer en su conferencia, la mandataria local aprovechó el micrófono y la audiencia para intentar desmentir al medio de comunicación, al asegurar que “es falsa” la información difundida en el Portal de Transparencia de la Jefatura de Gobierno respecto a los costos y cantidades de bienes adquiridos durante el ejercicio 2019, valuados en unos 25 millones de pesos.

Y argumentó: “Se subió una información ahí a la página de Transparencia por una persona que hace tiempo ya no trabaja en el gobierno de la ciudad”. En la tarjeta informativa, se detalló que ese funcionario era el titular de la Subdirección de Compras y Control de Materiales, Héctor Luis Gerardo Peña Vázquez, quien desempeñó el cargo hasta el 15 de enero de 2020.

De paso, comentó que su gobierno revisa “otras cosas que se hayan subido que no tienen nada que ver”.

La publicación también mencionó la compra de “un gimnasio universal de casi 11 mil pesos”, pero, según Sheinbaum, éste se adquirió “en 2010 en la administración pasada (sic) y se subió como inventario hacia el 2019”.

Luego, ofreció a la prensa: “cuando quieran ustedes los puedo pasar a mi oficina para que vean que es, pues con la austeridad con la que siempre nos hemos comportado”.

De paso, recordó que al llegar a la jefatura de gobierno sólo mandó quitar las ventanas blindadas, además de que pidió que regresaran unos muebles “que estaban en almacenes” y que, en su momento, usó el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de gobierno.

La morenista reiteró: “siempre hemos defendido la austeridad y, como forma, no solamente de gobierno sino de vida, y esa es la manera en que nos hemos comportado como servidores públicos y nos seguiremos comportando”.

Comentarios