Rechaza Abascal que se fuercen los tiempos para la reforma laboral

martes, 15 de octubre de 2002
México, D F- Tras reiterar que no habrá ninguna imposición en la reforma laboral, el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Carlos Abascal, rechazó que se estén forzando los tiempos para ponerla a consideración de los legisladores Sobre el mismo tema, pero por separado, el presidente del Congreso del Trabajo, Leonardo Rodríguez Alcaine, aseguró que a pesar de que todavía hay cierta inquietud por la forma en que se elaborará el texto de la iniciativa de reforma laboral, "ya casi está la redacción final de las modificaciones" Entrevistado luego de que rindiera protesta el nuevo Comité Ejecutivo Nacional del sindicato del Seguro Social, Abascal Carranza puntualizó que se están haciendo todos los esfuerzos necesarios pasa sacar a flote la reforma laboral, por lo que de concretarse, ésta será fruto de un acuerdo entre los organismos más representativos de los trabajadores y de los empresarios "No estamos forzando los tiempos, estamos dando su tiempo a los sectores para que al interior de sus propias organizaciones consensen", resaltó al considerar deseable que el proyecto de ley esté terminado en noviembre próximo En este sentido, estimó conveniente que los cambios que se le lleguen a hacer a la Constitución en la materia sean previamente acordados, y no impuestos Igualmente, al término de una reunión que sostuvo con el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Alberto Juárez Blancas, el presidente del Congreso del Trabajo, Leonardo Rodríguez Alcaine, salió al paso de las inconformidades y la división que ha generado la reforma laboral al interior del organismo que encabeza El también secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) minimizó así las denuncias que se han formulado en el sentido de que ha habido exclusión en la elaboración de las propuestas del sector obrero En su oportunidad, Juárez Blancas --en referencia a sus detractores, que estarían encabezados por Mario Suárez y Napoleón Gómez Urrutia-- espetó: "en lugar de que nos acusen deberían aportar sus ideas para la discusión de la nueva ley" 15/10/02